CETME

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
CETME
Cetme b.jpeg
Un CETME C.
Tipo Fusil de combate
País de origen Bandera de España España
Historia de producción
Diseñador Ludwig Vorgrimler
Diseñada 19521
Producida 1952-presente
Especificaciones
Peso 4,2 kg (Mod. C).2
3,3 kg (Mod. L).
Longitud 248 mm (531 mm con la culata desplegada)

Munición 7,62 x 51 CETME
7,62 x 51 OTAN
5,56 x 45 OTAN
Calibre 7,62 mm
5,56 mm2
Cadencia de tiro 240 cartuchos/min2
Alcance máximo 500 m
Cargador Extraíble recto, de 30 cartuchos
editar datos en Wikidata ]

El CETME es el fusil de asalto del Ejército Español desarrollado en España por el Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales. El CETME cuenta con varias versiones, similares entre sí: A, A1, B, C, E, L, LC, LV, AMELI.1 2 3 4

Debido a que el diseño del G3 (o Heckler & Koch G3) parte del CETME B, éstos guardan un franco parecido. El CETME B fue creado y desarrollado en colaboración entre la fabricante alemana de armamento HK (Heckler & Koch GmbH) y España. Este G3 goza de un considerable volumen de ventas internacionales, habiendo sido adquirido por diversos ejércitos.4

Historiaeditar

El Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales (cuyo acrónimo da nombre al fusil) se creó para contrarrestar los efectos del aislamiento internacional bajo la dictadura franquista. Diseñó gran número de productos militares poniendo gran empeño en los fusiles de asalto, en vista de la necesidad de sustituir los anticuados fusiles del Ejército Español (fusiles Mauser alemanes de la Segunda Guerra Mundial y sus versiones La Coruña y Oviedo).1 4

Históricamente, este fusil deriva del fusil de asalto alemán Stg-44 y su evolución al Sturmgewehr 45. Fue desarrollado a modo de prototipo por la compañía Mauser en 1945, pero la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial detuvo el proyecto. Sin embargo, algunos técnicos de Mauser implicados en el proyecto se refugiaron en España. Uno de ellos, Ludwig Vorgrimler, fue su principal desarrollador.4

El CETME fue creado por orden del Ministerio de Guerra Español, y su primer modelo (A) vio la luz en 1952. En 1957 es adoptado por el Ejército de Tierra. Sucesivos modelos mejoraron aspectos como la cadencia, alcance, precisión y el tipo de cartucho (adaptándolo al cartucho estándar de la OTAN: 7,62 x 51 OTAN). El CETME L, LC fue el fusil reglamentario de los tres Ejércitos Españoles hasta 1999, cuando se adopta el fusil alemán HK G36E. Curiosamente el CETME fue codesarrollado por la empresa alemana Heckler & Koch desde 1957 hasta 1961, momento en que la marca CETME desaparece de los modelos alemanes dando paso al HK G3.1 4

El CETME es considerado uno de los mejores fusiles de asalto de su tiempo por su precisión, su potencia y, sobre todo, su resistencia. Actualmente el CETME C,2 en versión semiautomática para el mercado civil (también conocido como CETME Sport), tiene mucho éxito entre los países en cuya tenencia es legal, por su fiabilidad, precisión, robustez y precio.4

Desarrollo de versioneseditar

Durante 50 años el Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales desarrolló diferentes versiones de este fusil, conocido coloquialmente entre la tropa como «chopo».1 4

CETME A1 Y A2editar

En 1949 se crea el primer fusil CETME, capaz de dar al soldado una elevada movilidad, precisión, alcance y potencia de fuego. Este fusil (Modelo A1) debería ser capaz de incapacitar a una distancia de 1.000 m, por lo que se desarrolla una nueva munición, el cartucho de 7,92 x 40 mm CETME.2 Dicho cartucho es acusado por empresas de la competencia (entre ellas la "Fabrique Nationale" Belga) de ser contrario a las Convenciones de Ginebra por lo cual se comienza el desarrollo del fusil (Modelo A2) recamarado al cartucho adoptado por la OTAN, el 7,62 x 51. En 1957 Alemania muestra interés en codesarrollar el fusil, mientras en España pasó a ser parte del equipo en el Ejército de tierra.4

CETME Beditar

Este modelo es capaz de disparar dos cartuchos, el 7,62 x 51 CETME y el 7,62 x 51 OTAN, cambiando el muelle recuperador y el ángulo del portapercutor de la cabeza del cerrojo. Incorpora una bocacha apagallamas con la que puede lanzar granadas, mejora del asa portafusil, culatín ergonómico y bípode. En 1958 se fabrican las primeras unidades y pasa a ser arma de obligatoria uniformidad en los tres ejércitos de España. En 1961 se alcanza el primer acuerdo con la empresa alemana Heckler & Koch que comercializa el fusil bajo la marca G-3 y entra en servicio en más de 30 países.4

CETME Ceditar

Entró en servicio en las Fuerzas Armadas españolas en 1964; se estría la recámara para permitir el uso de munición con vaina de latón fabricada en España, en lugar de munición alemana con vaina de hierro, sin que afectase el violento mecanismo de extracción; el alza pasa a ser del tipo librillo en distancias de 100, 200, 300 y 400 m,2 se le incorpora un carril para acoplar una mira telescópica y se le pone guardamano y culata de madera, recuperándose por este motivo el nombre de "chopo" de los viejos Mauser. Fiable, duro y resistente, fue, sin lugar a dudas, la mejor versión del CETME.2 4 Sigue siendo el fusil básico de dotación en distintas escuelas y bases de la Armada Española así como en unidades de la Guardia Civil y Policía Nacional.4

CETME Eeditar

Fue fabricado en poca cantidad de manera experimental para probar diferentes componentes de plástico tanto en el fusil como en cargadores, además de modificar el alza tipo HK (igual que G-3, de tambor giratorio). Sobre la base del CETME C, es decir se substituyo el guardamos, la culata y el pistolet por otros de compuestos plásticos (marrones y verdes), podemos decir que el CETME E era en realidad un CETME C "plastificado". Fue la antesala de los diferentes modelos que vendrían.4

CETME L, LC y LVeditar

Legionario con un CETME L.

Tras el fin de la fabricación en 1975 del CETME C, en 1984 comienza la de los modelos L , LC y LV. Ambos sustituían las partes de madera por materiales plásticos, se redujeron los pesos y medidas, y se adoptaba el cartucho 5,56 x 45 OTAN (o el equivalente .223 Remington) gracias al cual los cargadores pueden ir dotados de más munición en el mismo espacio aproximado debido al tamaño de los cartuchos, además de suavizarse notablemente el retroceso.5 Es además la munición estándar de la OTAN por lo que supuestamente cualquier fusil de la alianza puede usar cargadores y munición aunque sea de otro modelo.

También incorpora un «botón» para retener el cierre en posición atrasada dejando la ventana de expulsión abierta al mismo tiempo, lo cual facilita la inspección de la recámara y las maniobras de solución y rearmado en caso de interrupción de tiro por defecto del cargador, cartucho o fallo de algún mecanismo.4

El alza de librillo pasa a tener solo dos posiciones: 200 y 400 metros (el diseño original incorporaba un alza de tambor tipo H&K que no fue incluida en los ejemplares de serie).6

La diferencia entre los dos radicaba en que el modelo LC incorporaba un culatín retráctil, el cañón más corto y un conjunto de cierre diferente al L al no disponer de muelle amortiguador solo el de recuperación, esta diferencia entre ambos resultó en que el modelo LC era más eficaz que el modelo L ya que al no tener muelle amortiguador que iba acoplado al recuperador dentro de la culata para ser más suave el retroceso, el empuje hacia adelante del cierre era más brusco por la rigidez del sistema y por lo cual el encaje de los rodillos en la recámara tenía suficiente fuerza para su inserción y tener menos problemas con la suciedad, además de la caja de la culata era metálica lo cual evitaba la prematura holgura comparado con la de plástico debido que los pasadores de montaje al ser metálicos agrandaba el hueco de alojo y en el tiro la culata oscilaba verticalmente dando mala estabilidad y poco tensión de tiro la cual en el modelo LC no pasaba . Su longitud más corta como resultado de estas variaciones le hacía ideal para ser manejado desde vehículos por conductores, carristas y en combate urbano, a corta distancia o en espacios reducidos, así como para ser usado por tropas de élite en operaciones concretas y paracaidistas ya que facilita el salto.4

Además hubo una versión LV ( L-Visor óptico) la cual era igual que el modelo L pero con la diferencia de que el cuerpo de puntería del alza era sustituido por un cuerpo especial para la colocación de un visor óptico y además traía una mira de auxilio. Este modelo se componía además una caja con dos tipos de visores uno diurno y otro nocturno, su cometido era para la utilización de tiradores selectos de intervención rápida como para unidades de ataque nocturno.4

A pesar del buen resultado de los prototipos, el fusil una vez recibido por las unidades se mostró en cambio inadecuado, en especial en asuntos críticos en un arma militar, como la resistencia y la fiabilidad mecánica. Salvando algunos errores de diseño (dilataba de forma asimétrica), principalmente parece que el arma estaba fabricada reduciendo los costes a menos de la mitad (de 226 000 pesetas por unidad al finalizar la fase de prototipo, a 108 000 pesetas por cada arma que llegaba a las unidades) por la exigencia de que los nuevos fusiles no costasen más caro que los CETME C a los que reemplazaban, a causa de la grave escasez presupuestaria sufrida por el Ministerio de Defensa español, con un claro empeoramiento de control de calidad y materiales. El resultado de todo esto fue un fusil que sufría con facilidad desgaste y corrosión. Además, tenía una grave tendencia a producir interrupciones de tiro, a menudo siendo incapaz de tirar más de tres o cuatro veces antes de fallar; y una facilidad para ensuciarse internamente incluso con poco uso, que hacía que la tropa dijese con sorna que "CETME" significa en realidad "Cada Esquina Tiene Mierda Escondida"; la acumulación de residuos de pólvora en el estriado de la recámara provocaba que las vainas quedasen pegadas (a estos fallos contribuyó la poca calidad de la munición fabricada por Santa Bárbara, la cual no superaba las pruebas de homologación de la OTAN, así como el empleo continuado, ante la imperiosa necesidad de reducir gastos al máximo, de cargadores originalmente diseñados para un sólo uso ). También se quejaban de lo laborioso de limpiarlo, pero esto puede deberse más bien a la baja instrucción dada a muchos soldados y la falta de herramientas de limpieza.4

La baja precisión era derivada del bajo presupuesto lo cual produjo el rebaje de los materiales,que produce el desgaste prematuro de elementos de recámara y cañón lo cual deriva en el mal quemado de la pólvora y poca estanqueidad por lo cual provoca inestabilidad en el proyectil, se reveló en general inferior al del modelo C que sustituía con la diferencia del calibre.4

A pesar de estar disponible desde 1984, no fue adoptado oficialmente como reglamentario hasta 1987. Siendo los modelos de serie de calidad mucho peor que los del diseño original. Cuando diez años después se decidió sustituirlo, todavía había unidades a las que no había llegado o usaban aún el viejo Cetme C. Algunas, de hecho, ante las deficiencias del L volvieron a usar los C.

En cambio, la Guardia Civil recibió el modelo original de CETME L en lugar del diseño "abaratado" con el que se dotó a las Fuerzas Armadas, siendo su desempeño en general satisfactorio,7 8 destacando su excelente precisión.9

Para visualizar las diferentes versiones,10 11 o12 (las referencias de este último gráfico son: 112-1 – CETME mod. B, 112-2 – CETME mod. C, 112-3 – CETME mod. L-preserie, 112-4 – CETME mod. L, 112-5 – CETME mod. LC).

Conclusióneditar

Tras los problemas acarreados por los últimos modelos desarrollados por CETME, en 1996 sale a concurso público la adquisición de un nuevo fusil de elevadas prestaciones para las Fuerzas armadas españolas, siendo elegido en 1999 el modelo G-36E de la empresa Heckler & Koch (curiosamente la que codesarrolló el CETME en sus inicios), pagándose un precio que rondó las 130.000 pesetas por unidad. Sin embargo, aún se tardaron varios años en verse los nuevos fusiles entre la mayoría de unidades.

Otros diseños de CETMEeditar

AMELIeditar

Este modelo fue un intento frustrado de sustituir o reforzar a la ametralladora MG-3 y dotar de más potencia de fuego a las unidades, con unas dimensiones y calibre más pequeño (5,56 mm). Se alimentaba mediante cintas o tambores, y se fabricaron dos versiones de la misma: el modelo de cañón largo (450 mm) y el de cañón corto (400 mm) ambas con una cadencia de tiro de 1000 disparos por minuto.4

El Ejército Británico adquirió seiscientas unidades para el Special Air Service, el Special Boat Service y las tropas paracaidistas después de los buenos si no excelentes resultados que dieron sus prototipos, superando las prestaciones de la FN Minimi y la H&K-33E, pero terminó devolviendo los ejemplares de serie antes de que pasara el plazo de evaluación por los deficientes resultados y fallos de funcionamiento, así como por su escasa fiabilidad tras las condiciones de combate de un asalto anfibio o desembarco (barro, arena, agua, etc), fiasco achacado a la poca calidad de los materiales empleados en un intento por reducir costes (su precio era la mitad que el de la Heckler & Koch HK21 alemana). En España tan sólo entraron en servicio unas 300 unidades, la mayoría destinadas a la Brigada Paracaidista y unidades de élite del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil, así como la Infantería de Marina, la cual introdujo modificaciones menores tales como añadir refuerzos y soldaduras adicionales para tratar de paliar sus problemas de funcionamiento.4

Subfusil CETME C-2editar

CETME también fabricó un subfusil, similar a los modelos de segunda generación de STAR, Bonifacio Echeverría S.A. con el cargador lateral, al modo del Sterling inglés. El arma estaba calibrada para cartuchos 9 x 19 (llamado también 9 mm Luger o Parabellum), y podía disparar 9 mm Bergman-Bayard (cartucho usado durante largo tiempo en el ejército español y conocido como 9 mm Largo) con solo cambiar el cañón. La palabra "Parabellum" está extraída de la máxima latina "Si vis pacem, para bellum", que significa: Si quieres la paz, prepara la guerra.4

Curiosidadeseditar

El CETMETON no es un desarrollo único de CETME sino que se trata de una modificación de otra arma en la que participó.4

Véase tambiéneditar

Desarrollos relacionados

Armas similares

Listas relacionadas

Referenciaseditar

  1. a b c d e Artículo del CETME del Centro de Documentación y Publicaciones del Ministerio de Defensa. Publications and Documentation Centre of the Ministry of Defence.
  2. a b c d e f g h Manual del CETME C
  3. Gráfico de las variadas versiones
  4. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t Manrique García, José María y Lucas Molina Franco. CETME: 50 años del fusil de asalto español. Edit. La Esfera de los Libros. ISBN 84-9734-398-0.
  5. Portierramaryaire > Fusil CETME
  6. MILITARIA / Detalle del artículo (CETME L primera versión)
  7. TREVIÑO GARCÍA, Dionisio: "La Guardia Civil en Kosovo", FAM-Fuerzas militares del mundo nº1, septiembre de 2002
  8. Foro Militar General > ¿Qué le pasaba al CETME L?
  9. Foro de Armas > Armas militares > ¿Era realmente tan malo el CETME L?
  10. CETME
  11. CETME
  12. CETME
Bibliografía
  • Manual del soldado de Infantería de Marina (1985). Editado por el Ministerio de Defensa Español.
  • Manual de instrucción básica de la Escuela Técnica de Seguridad y Defensa del Aire (ETESDA) (2002). Editado por el Ministerio de Defensa Español.
  • Centro de Documentación y Publicaciones del Ministerio de Defensa.
  • CETME: 50 años del fusil de asalto español. José María Manrique García y Lucas Molina Franco. Edit. La Esfera de los Libros. ISBN 84-9734-398-0.

Enlaces externoseditar








Creative Commons License