Dispraxia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dispraxia
Clasificación y recursos externos
CIE-10 F82
CIE-9 315.4
DiseasesDB 31600
MeSH D001072
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La dispraxia, también conocida como "síndrome del niño torpe" es una enfermedad psicomotriz que implica una falta de organización del movimiento —debilidad motriz generalizada o circunscrita a ciertas habilidades—.1 También se le atribuyen otros nombres, como "disfunción motriz", "desorden de la coordinación del desarrollo" o "dificultades moto-perceptuales".

Existen diversos tipos de dispraxia en función de los síntomas que presenta, aunque se suelen clasificar en dispraxia ideomotora, ideacional, oromotora y constructiva.

Trastornoseditar

Esta patología dura toda la vida, y puede ocasionar diferentes trastornos, aunque ninguno de ellos implica, necesariamente, una deficiencia intelectual. Entre ellos, destacan los trastornos del habla (verbales), hiperactividad, trastornos del aprendizaje, trastornos motores, visuales, afectivos y de comportamiento. Las personas que la padecen suelen tener cierta torpeza y lentitud al ejecutar movimientos coordinados tales como hablar, escribir, atarse los cordones de los zapatos, hablar por teléfono, abrir una puerta, etc. Por ello, se caracteriza por la debilidad motriz generalizada, la cual impide terminar movimientos que exigen cierta coordinación.2 3

Trastornos del hablaeditar

En rojo, área del cerebro responsable de las relaciones significativas del lenguaje, que se ve afectada en casos de trastornos del habla.

En el caso de las personas que tienen dispraxia verbal tienen afectada el área del cerebro que controla el habla. En estos casos, saben lo que quieren decir pero son incapaces de controlar los músculos que necesitan para hacerlo. El problema afecta tanto a la producción de sonidos como a la secuencializacion de los mismos. Así por ejemplo cuando desea decir una frase, dar una respuesta o hacer una pregunta, emite otra distinta. Se cometen errores que no se pueden controlar.4

Diferencias con la apraxiaeditar

Las dispraxias del desarrollo, o evolutivas, son debidas a un error en la construcción interna de las secuencias de movimiento para llegar a un acto específico e intencional, y no a la pérdida de una acción previamente aprendida como sería el caso de las apraxias.

Etiologíaeditar

La dispraxia puede estar provocada por una gran variedad de causas. Entre estas causas están una inmadurez en el desarrollo de las neuronas, posibles traumatismos y otras enfermedades o lesiones cerebrales, por lo que puede aparecer en cualquier etapa de la vida.4

Tratamientoeditar

Los tratamientos de la dispraxia están encaminados a mejorar las limitaciones que presenta el paciente en la edad infantil, con el fin de integrarlo en las actividades grupales. Dicha tarea requiere de la ayuda de padres, maestros, fonoaudiólogos, pediatras, etc.

No poder realizar ciertas actividades pueden provocar frustración en el niño, por ello conviene aplicar técnicas de mejora de la autoestima y enseñarles a manejar y encauzar emociones. El problema se agrava cuando padres, familiares y educadores privan a los niños de estímulos que podrían ayudarles a mejorar.4 Es por ello que estas personas deben adquirir la formación necesaria para comprender y ayudar al niño, estimularle y enseñarle habilidades, como aprender a tocar un instrumento, o impartirle lecciones artísticas. En el caso de la dispraxia verbal, se pueden realizar una serie de ejercicios relacionados con el aparato fonador y la lengua.

La dispraxia entre la poblacióneditar

Se estima que esta enfermedad afecta al menos a un 2% de la población en general en los Estados Unidos,5 aunque afecta un setenta por ciento más a hombres.5 Un ejemplo de dispraxia es la que padece el actor Daniel Radcliffe,6 el encargado de representar al personaje Harry Potter en la saga de películas homónima y a Florence Welch, vocalista de la banda inglesa Florence and the Machine.7

Véase tambiéneditar

Referenciaseditar

  1. «Dispraxia». Medicina del Desarrollo. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  2. «Dispraxia». Salud.com. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  3. «Dispraxia». Consultado el 27 de marzo de 2011.
  4. a b c «Conociendo la Dispraxia». Salud.com. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  5. a b Deya Castilleja (13 de mayo de 2010). «Dispraxia: En Resumen». Consultado el 28 de marzo de 2011.
  6. «El actor Daniel Radcliffe sufre dispraxia». LaFlecha (22 de agosto de 2008). Consultado el 28 de marzo de 2011.
  7. http://www.run-riot.com/articles/blogs/interview-florence-machine

Enlaces externoseditar








Creative Commons License