Estilicón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Flavio Estilićon con su esposa Flavia Serena y su hijo Euquerio.

Flavio Estilicón (359 - 408) fue un general romano de origen vándalo y religión arriana.

Carreraeditar

Hijo de una romana y de un militar vándalo que sirvió en Germania en tiempos de Valente, Estilicón fue educado a la romana y conoció desde su juventud a la clase alta de Roma.

Ingresó en el ejército romano y fue ascendiendo durante el reinado de Teodosio I. En 384, fue enviado a la corte del rey persa Sapor III para negociar un tratado de paz referente a la partición de Armenia. A su vuelta a Constantinopla y por la conclusión acertada de las negociaciones de la paz, Estilicón fue promovido a general y fue el encargado de defender el imperio contra los ataques de los godos, un papel que él ejerció durante unos veinte años. El emperador reconoció que Estilicón podría ser un aliado valioso, y formó un lazo de sangre con él, casando a su sobrina adoptada Flavia Serena con Estilicón. La unión ocurrió poco después de la misión a Persia, y Serena dio a luz en última instancia a un hijo que fue llamado Euquerio.

Después del asesinato del emperador occidental Valentiniano II (392), Estilicón acompañó al ejército que conduciría a la victoria a Teodosio en la batalla del Frígido. Uno de sus camaradas durante la campaña era Alarico, que ordenó un número substancial de auxiliares godos. Estilicón se distinguió en la batalla, y Teodosio, agotado por la campaña, lo vio como un hombre digno de ser responsable de la seguridad futura del imperio. El último emperador de una Roma unida designó a Estilicón como tutor de su hijo, Honorio poco antes de su muerte en 395, para asegurar su influencia sobre el nuevo y joven emperador, Estilicón casó a su hija con Honorio, lo cual fue un auténtico escándalo entre la nobleza y los cortesanos de Honorio, que no aceptaban que la hija de un mestizo medio bárbaro y medio romano, se casara con el emperador de Occidente.

Después de la muerte de Teodosio, Honorio se convirtió en emperador del Imperio Romano de Occidente, y su hermano Arcadio del Imperio Romano de Oriente. Ni uno ni otro demostraron ser emperadores eficaces, y Estilicón se convirtió en el magister militum de los ejércitos romanos del oeste. Estilicón probó sus capacidades, aunque las maniobras políticas de sus rivales de las dos cortes imperiales le obstaculizarían a lo largo de su carrera.

Su primer gran desafío surgió en 395. Los visigodos que vivían cerca del Danubio estaban bajo presión de los hunos, y habían elegido recientemente a Alarico como su rey. Alarico rompió su tratado con Roma y condujo a su gente en una incursión contra Tracia. El ejército que había sido victorioso en Frígido también fue movilizado, y Estilicón lo condujo contra las fuerzas de Alarico. Como este ejército era una combinación de formaciones de ambas mitades del imperio, Arcadio convocó sus fuerzas del este a Constantinopla. Arcadio actuaba en consejo de su Prefecto Pretorio Rufino, que era un viejo enemigo de Estilicón. Este obedeció la orden y le envió sus tropas del este, dejándolo demasiado débil para perseguir a Alarico. Rufino obtuvo poco de su victoria sobre Estilicón, pues las tropas que retornaban a Constantinopla lo asesinaron.

Dos años más tarde (397), las fuerzas de Alarico fueron derrotadas por Estilicón en Macedonia, aunque Alarico mismo logró escapar. Ese mismo año sofocó con éxito la revuelta de Gildo en África. Posteriormente se trasladó a Recia en 401, donde condujo una larga campaña contra sus anteriores parientes, los vándalos, y otras hordas de bárbaros. Estilicón volvería a obtener la victoria en dos batallas importantes contra Alarico, en Pollentia (402) y Verona (403). En 405, pidió la destrucción de los libros sibilinos, porque profetizaban que pretendía hacerse con el poder.

Estilicón derrotó a los suevos en 405, pero el Rin quedó casi sin defensas posibilitando la invasión de occidente el año siguiente.

El 406 se enfrentó a Radagaiso, sitiando al invasor con fuertes trincheras hasta que el hambre los derrotó. Ese mismo año se produjo la invasión de los suevos, alanos y vándalos por el Rin. Es posible que Estilicón pudiese haber organizado una ofensiva para derrotarlos pero no pudo llevarla a cabo.

Caídaeditar

A pesar de sus éxitos, su ascendencia bárbara y su fe arriana provocaron rechazo a los ojos de los consejeros imperiales, que intrigaron contra él hasta su muerte en 408. Extendieron rumores de que había planeado el asesinato de Rufino con su viejo adversario Alarico, que había invitado a los bárbaros a la Galia en 406 y que planeaba colocar a su hijo en el trono imperial. El joven y manipulable emperador se dejó convencer por sus consejeros y pese a que Estilicón le intentó educar para ser un buen emperador, Honorio declaró a Estilicón enemigo público de Roma. Estilicón se retiró a Rávena, en donde le tomaron en cautiverio. Aunque estaba dentro de su capacidad disputar las acusaciones, no resistió, debido a la culpabilidad o por miedo de las consecuencias sobre el estado ya precario del imperio occidental. Lo ejecutaron el 22 de agosto de 408. Antes de ejecutarlo, le fueron retiradas sus insignias de magister militum. Asesinaron a su hijo Euquerio en Roma poco tiempo después, para evitar que los partidarios de Estilicón lo trataran de aupar al trono.

Legadoeditar

En los disturbios que siguieron a su caída, las esposas y los niños de los bárbaros foederati fueron masacrados por los romanos. La consecuencia natural fue que estos hombres (las estimaciones describen su número como quizás alrededor de 30 000) se unieron a Alarico, clamando ser conducidos contra sus cobardes enemigos. Alarico cruzó por consiguiente los Alpes Julianos y comenzó una campaña a lo largo del corazón de Italia. Antes de septiembre de 408, los bárbaros estaban ante los muros de Roma.

Sin un general fuerte, Honorio permaneció en la inexpugnable ciudad de Rávena, rodeado de sus consejeros y poco podría hacer para romper el sitio, así que adoptó una estrategia pasiva que intentaba esperar a agotar a Alarico. Después de dos años de sitiar la ciudad, Alarico entró en la ciudad gracias a un traidor que abrió una de las entradas de la muralla. Por primera vez en siete siglos un invasor extranjero había entrado en Roma.

Tratamiento en la ficcióneditar

Estilicón ha aparecido en una serie de obras de ficción, como protagonista y también como antagonista.

  • Estilicón es el protagonista principal de la novela Estilicón, de Felix Dahn, 1901, una parte de la serie Kleine Romane aus der Völkerwanderung, donde es retratado como un general leal y honrado.
  • En las primeras novelas de la serie artúrica de Jack Whyte. En estos libros tiene una destacada conexión con la familia de Británico, a quien Whyte vincula a las leyendas de Merlín, Arturo y Camelot.
  • En la primera trilogía sobre Atila de William Napier (2005). Es asesinado por orden de la princesa Gala Placidia, quien sospecha de él como conspirador con el joven Atila, su rehén real.
  • En la novela de Wallace Breem Eagle in the Snow (El águila en la nieve) es un personaje secundario.
  • En Rome Total War: Barbarian Invasion -expansión del auténtico juego de estrategia Rome: Total War, Estilicón es un general romano de Occidente.
  • En la serie de documentales de la BBC Ancient Rome: Rise and Fall of an Empire, el personaje es interpretado por Colin Heber-Percy

Enlaces externoseditar








Creative Commons License