Frances Burney

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de Fanny Burney.

Frances Fanny Burney (King's Lynn, Inglaterra, 13 de junio de 1752 - Bath, 6 de enero de 1840), también conocida como Fanny Burney y después de su matrimonio como Madame d'Arblay, fue una escritora de novelas británica.

Su padre fue el historiador de la música y compositor Charles Burney; su madre, Sra. Esther Sleepe Burney (1725-62). La tercera de seis hijos, fue autodidacta, y comenzó a escribir a los diez años. Publicó su primera novela Evelina, en forma anónima, en 1778, al que siguió Cecilia en 1782 y Camilla en 1796.

Se casó en 1793 a los 42 años, con un exiliado francés, el General Alexandre D'Arblay. Su único hijo, Alexander, nació en 1794. Después de una larga carrera como escritora, y de viajes que la llevaron a Francia a lo largo de diez años, se estableció en Bath, Inglaterra, donde murió.

En Camilla Burney propone un ideal de comportamiento femenino totalmente opuesto a la idea de instrucción, igualdad e independencia sostenido por Mary Wollstonecraft, afirmando que "cuál sea la instrucción adecuada para una mujer es algo que está por verse, es aún un problema que no estamos en disposición de resolver". Lanza sobre todo un mensaje moral relativo a la conducta virtuosa.La imagen propuesta de los ambientes de clase media y alta de Inglaterra es aquella de una sociedad snob y cruel.

Las heroínas de Burney ingresan en la sociedad en momentos desfavorables, y buscan gozar del amor de un buen pretendiente. Aunque sus novelas fueron inmensamente populares en vida, después de su muerte su reputación como escritora se vio dañada por los biógrafos y críticos que sintieron que los extensos Diarios, publicados póstumamente en 1841, ofrecían un retrato más adecuado e interesante de la vida del siglo XVIII. Hoy, sin embargo, los críticos vuelven a sus novelas, y sus obras de teatro con renovado interés en su perspectiva de las vidas sociales y las luchas de mujeres en una cultura predominantemente orientada hacia los intereses masculinos, aunque sus diarios siguen siendo muy valiosos para los estudiosos del siglo XVIII.








Creative Commons License