Gamal Abdel Nasser

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Gamal Abdal Nasser»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Gamal Abdel Nasser
جمال عبد الناصر
Gamal Abdel Nasser

16 de enero de 1956-28 de septiembre de 1970
Predecesor Muhammad Naguib
Sucesor Anwar Sadat

10 de octubre de 1964-10 de septiembre de 1970
Predecesor Josip Broz Tito
Sucesor Kenneth Kaunda

1 de febrero de 1958-28 de septiembre de 1961

Datos personales
Nacimiento 15 de enero de 1918
Alejandría, Flag of Egypt (1882-1922).svg Egipto británico
Fallecimiento 28 de septiembre de 1970
(52 años)
El Cairo, Bandera de Siria RAU
Partido Partido Unión Árabe Socialista
Cónyuge Tahia Kazem
Profesión Militar
Alma máter Academia Militar de Egipto

Gamal Abdel Nasser, también escrito como Gamal Abd al-Nácer (en árabe, جمال عبد الناصر Ŷamāl ʿAbd an-Nāṣir) fue un militar y estadista egipcio y el principal líder político árabe de su época. Nació en Alejandría el 15 de enero de 1918 y murió en El Cairo el 28 de septiembre de 1970 y fue presidente de Egipto desde 1956 hasta su muerte en 1970.

Biografíaeditar

Nació en 1918, según unas fuentes en un pueblo de la provincia de Asiut (Alto Egipto) y según otras, en la ciudad deltaica de Alejandría. Primogénito de un funcionario de correos, estudió en la Academia Militar entre 1938 y 1939. En 1948 participó en la guerra contra Israel con el grado de comandante. Al año siguiente, en 1949, fundó junto a otros militares la organización de los Oficiales Libres, que en 1952 daría el golpe de Estado que destronó al rey Faruq I y proclamó la República, dirigida por el Consejo de la Revolución, que él mismo comandaría hasta su muerte. Más diplomático internacional que político interior, dirigió a Egipto a liderar el contraste de los países no dominantes de la escena internacional, llamados impropiamente tercer mundo o países no alineados, los únicos que ofrecieron una alternativa a los dos bloques, el estadounidense y el soviético.

Llegada al podereditar

Película sobre Nasser, 1971

En 1952 Egipto estaba afectado por una aguda crisis a todos los niveles: corrupción, inoperancia de la Constitución, control absoluto por parte de los británicos y los franceses, miseria de la población, desprestigio de la figura del rey, etc. El ejército también se encontraba convulso por la derrota frente a Israel en la Guerra árabe-israelí de 1948, y en su seno se había formado una sociedad secreta (creada en el año 1949) llamada Movimiento de Oficiales Libres.

Toda la crisis desembocó en el alzamiento de 1952. La dirección del movimiento corrió a cargo del ejército, liderados por el Comité de Oficiales Libres (donde pronto destacaría la figura de Nasser). Estos militares pronto entraron en contacto con partidos de izquierda y con otros grupos contrarios al régimen. El movimiento revolucionario se desencadenó con el golpe militar del 22 de julio de 1952, que se impuso sin demasiada oposición.

Con la llegada al poder, el Movimiento de los Oficiales Libres, hegemónico en el gobierno, comenzó a aplicar su programa, cada vez más vinculado a las ideas personales de Nasser. El nuevo régimen se debatió entonces entre dos proyectos contradictorios representados por las dos figuras centrales de la revolución. El general Muhammad Naguib, Presidente de la República, que abogaba por la convocatoria de una asamblea constituyente y el restablecimiento de las libertades políticas y Nasser, vicepresidente, que defendía en cambio un régimen de unidad y dignificación a través del socialismo. En noviembre de 1953 Naguib fue destituido de todos sus cargos y sometido a arresto domiciliario. Nasser se convertía en cabeza de la revolución y en hombre fuerte de la política egipcia.

Los años 1955 y 1956 sirvieron para la consolidación del liderazgo de Nasser, que se convirtió en una prestigiosa figura a escala internacional. En este contexto se llegaba a la crisis internacional del Canal de Suez.

La nacionalización del Canal de Suezeditar

El Presidente Gamal Abdel Nasser junto a Nikita Kruschev durante las negociaciones por la represa alta de Asuán (1956).

En 1956, el presidente Nasser procedió a nacionalizar el Canal de Suez como medida para financiar la construcción de una presa sobre el Nilo en Asuán, condición requerida por el Banco Mundial para conceder un crédito a Egipto. La medida, postura de fuerza antioccidental y de afirmación nacionalista, fue recibida con indignación por Francia y el Reino Unido, acción tras la cual realizaron una invasión de la zona del canal, desencadenando la denominada Guerra del Sinaí. Al mismo tiempo, Israel aprovechó la difícil situación egipcia y desplegó sus tropas en la península del Sinaí.

Los ataques obtuvieron el rechazo de los Estados Unidos y la URSS, culminando con la completa retirada de las tropas de las potencias europeas y de los militares israelíes desplegados en concurso de los anteriores. La guerra consagró el final de los imperios coloniales tradicionales en Oriente Medio e inició de facto la Guerra Fría y lo que conllevó ésta: la batalla entre las superpotencias por el control de diversas zonas del mundo. La URSS ganó cierta influencia sobre Egipto, ofreciendo su ayuda para la construcción de la presa de Asuán.

Auge y declive del nasserismoeditar

Gamal Abdel Nasser
Nasser dando un discurso en Homs, Siria (1961).

La Conferencia de Bandung, celebrada en abril de 1955, convirtió a Nasser en uno de los líderes (junto al yugoslavo Tito y el indio Nehru) de la filosofía del neutralismo positivo o movimiento de los no alineados.

A partir de la nacionalización del Canal, Nasser se convierte en referente principal del nacionalismo árabe o panarabismo, de orientación socialista y populista. Con fundamentos panarabistas, Nasser intentó sin éxito ganarse un lugar en el comercio de petróleo con las grandes potencias, del que Egipto no participaba. En febrero de 1958, a iniciativa del Partido Baaz de Siria, se unificaron los dos Estados en la República Árabe Unida, bajo la presidencia de Nasser, aunque se disolvió en septiembre de 1961.

En la Guerra de los Seis Días (junio de 1967) el ejército egipcio, coordinado con los de Siria y Jordania (que conformaban la Coalición Arábica), sufrió una estrepitosa derrota ante Israel, suponiendo el principio del declive del aura de Nasser y, en general, del nacionalismo árabe. La enorme superioridad militar de los israelíes había quedado demostrada en la medida de que pudo derrotar a la Coalición en solamente seis días, y la crisis árabe se profundizó de esta manera. El nasserismo inspirará todavía la revolución que tuvo lugar en Libia, dirigida por Muamar el Gadafi en 1969, que preparó también un proyecto de unidad con Egipto y Siria que no llegaría a cuajar.

La gran popularidad de Nasser en su país se debe también al hecho de ser el primer egipcio que gobernaba Egipto desde los tiempos faraónicos.cita requerida

Nasser murió repentinamente de un ataque al corazón en septiembre de 1970. Le sucedió Anwar Sadat, quien encabezaría un cambio de rumbo abrupto en la política exterior de Egipto.

Nasser fue, además, nombrado Héroe de la Unión Soviética.1

Referenciaseditar

Véase tambiéneditar

Enlaces externoseditar


Predecesor:
Muhammad Naguib
Escudo de Egipto
Presidente de Egipto

1954 - 1970
Sucesor:
Anwar el-Sadat








Creative Commons License