George F. Kennan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
George Frost Kennan
Kennan.jpeg
Nombre George Frost Kennan
Nacimiento 16 de febrero de 1904
Bandera de los Estados Unidos Milwaukee, Estados Unidos
Fallecimiento 17 de marzo de 2005, (101 años)
Nacionalidad estadounidense
Alma máter Universidad de Princeton
Ocupación embajador, escritor
Cónyuge Annelise Sorensen
Premios Premio Pulitzer

George Frost Kennan (16 de febrero de 190417 de marzo de 2005) fue un diplomático, escritor y consejero gubernamental estadounidense, autor de la doctrina de la contención y figura clave de la Guerra Fría. Escribió varias obras de importancia acerca de las relaciones entre la ex Unión Soviética y Estados Unidos.

Biografíaeditar

Durante su mandato como primer director del Equipo de Planeamiento Político del Departamento de Estado a fines de la década de 1940, sus escritos impulsaron la doctrina Truman y la política estadounidense de contención de la Unión Soviética y lo convirtieron en una autoridad en la Guerra Fría por el resto de su vida. El llamado Telegrama Largo que envió desde Moscú en 1946 y el artículo que escribió en 1947 titulado Las fuentes del comportamiento soviético sostenían que el régimen soviético era expansionista por naturaleza y que su influencia debía ser contenida en las áreas de importancia estratégica vital para los Estados Unidos.

Estos trabajos no tardaron en convertirse en textos fundacionales de la Guerra Fría, sintetizando la nueva política antisoviética de la administración Truman. Kennan también desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de los programas e instituciones que definieron la Guerra Fría, especialmente el Plan Marshall.

Poco después de que la doctrina de la contención se convirtiera en política oficial de los Estados Unidos, Kennan comenzó a criticar las mismas políticas que aparentemente había ayudado a lanzar. A mediados de 1948 creía que la situación en la Europa Occidental había mejorado al punto que podían iniciarse negociaciones con Moscú. Su propuesta no encontró eco en la administración Truman, por lo que la influencia de Kennan empezó a disminuir, sobre todo luego de la designación de Dean Acheson como Secretario de Estado en 1949. A medida que la estrategia de Estados Unidos para la Guerra Fría adquiría una forma más agresiva y militarista, Kennan lamentaba lo que él denominaba una mala interpretación de su pensamiento.

Los puntos de vista de Kennan fueron expresados sucintamente en el "Estudio para la planificación de política (PPS)", n.°23, de febrero de 1948. "Contamos con aproximadamente el 50 por 100 de la riqueza mundial, pero solamente con el 6,3 por 100 de su población... En esta situación no podemos dejar de ser objeto de envidia y resentimiento. Nuestra tarea real en la época venidera es la de crear un plan de relaciones que nos permita mantener esa posición de disparidad sin detrimento verdadero para nuestra seguridad nacional. Para hacerlo tendremos que dejar a un lado el sentimentalismo y las quimeras. Nuestra atención tendrá que estar en todas partes concentrada en nuestros objetivos nacionales inmediatos. No debemos engañarnos con la teoría de que hoy en día podemos permitirnos el lujo del altruismo y ser los benefactores del mundo...Debemos dejar de hablar de objetivos vagos y -para el Lejano Oriente- irreales, tales como los derechos humanos, el crecimiento de los niveles de vida y la democratización. No está muy lejos el día en que tendremos que manejar conceptos del poder puro. Para entonces cuanto menos atados por consignas idealistas, mejor".

En 1950, Kennan abandonó el Departamento de Estado salvo por dos breves comisiones como diplomático en Moscú y Yugoslavia, y se convirtió en un importante crítico realista de la política exterior norteamericana. Siguió siendo un pensador reconocido en materia de asuntos internacionales, como profesor del Institute for Advanced Study desde 1956 hasta su muerte, a los 101 años, en marzo de 2005.

Bibliografíaeditar

Enlaces externoseditar








Creative Commons License