HMS Hood (51)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
HMS Hood (51)
HMS Hood (51) - March 17, 1924.jpg
El HMS Hood en 1924.
Banderas
Bandera del Reino Unido
Historial
Astillero John Brown & Company, Clydebank, Escocia
Clase Admiral (único construido).
Tipo Crucero de batalla
Autorizado 7 de abril de 1916
Iniciado 1 de septiembre de 1916
Botado 22 de agosto de 1918
Asignado 15 de mayo de 1920
Baja 24 de mayo de 1941
Destino Hundido por el acorazado Bismarck en la Batalla del Estrecho de Dinamarca.
Características generales
Desplazamiento 46 680 t a plena carga
Eslora 262,3 m
Manga 31,8 m
Calado 9,8 m
Sensores Radar de alerta aérea Tipo 279
• Radar de tiro Tipo 284
Blindaje • Cinturón: 305–152 mm
• Cubierta : 19–76 mm
• Barbetas: 305–127 mm
• Torretas: 381–279 mm
• Torre de mando: 279–229 mm
• Mamparos: 102–127 mm
Armamento Original:
• 8 cañones de 381 mm (4  × 2)
• 12 cañones de 140 mm
• 4 cañones AA de 101 mm
• 6 tubos lanzatorpedos de 533 mm
1941:
• 8 cañones de 381 mm
• 14 cañones AA 101 mm (7 × 2)
• 24 cañones AA "pom-pom" de 40 mm (3 × 8)
• 20 ametralladoras Vickers de 12,7 mm (5 × 4)
• 100 cañones "Unrotated Projectile" (5 × 20)
• 4 tubos lanzatorpedos de 533 mm (2 × 2) sobre el agua
Propulsión • Turbinas de vapor Brown-Curtis
• 24 calderas acuatubulares Yarrow
• 4 hélices de 3 palas de ø6 m
Potencia 144 000 CV (107 000 kW)
Velocidad 1920: 31 nudos (57 km/h)
1941: 28 nudos (52 km/h)
Autonomía 1931: 5332 mn a 20 nudos
Tripulación 1919: 1433
1934: 1325
Aeronaves 4 hidroaviones

El HMS Hood fue el último crucero de batalla construido por la Real Armada Británica. Perteneciente a la clase Admiral ordenada a mediados de 1916, su diseño, revisado a fondo tras la batalla de Jutlandia y mejorado durante la construcción, todavía tenía serias limitaciones, razón por la que fue el único construido de una clase que habría de estar compuesta por cuatro unidades. Recibió el nombre del almirante del siglo XVIII Samuel Hood. Las otras tres unidades, canceladas en octubre de 1918, habían sido bautizadas con los nombres de Anson, Howe y Rodney.1 Los dos primeros nombres se asignaron a los últimos acorazados de la clase King George V (1939), mientras que el tercero sirvió para la segunda unidad de la clase Nelson.

El Hood realizó numerosas travesías de representación y participó en diversos ejercicios y maniobras entre 1920, año de su entrada en servicio, y 1939. Entre otros, realizó ejercicios de entrenamiento en el mar Mediterráneo y circunnavegó el mundo con el Escuadrón de Servicio Especial entre 1923 y 1924. Se unió a la Flota del Mediterráneo tras el inicio de la Segunda Guerra Ítalo-Etíope. Al estallido de la Guerra Civil Española el Hood fue oficialmente asignado a la Flota del Mediterráneo, y en ella permaneció hasta su regreso al Reino Unido en 1939 para una revisión. Para entonces la utilidad del viejo crucero de batalla se había deteriorado debido al avance de la artillería naval, razón por la que estaba prevista una importante reconstrucción para 1941 que corregiría gran parte de sus problemas, pero el inicio de la Segunda Guerra Mundial forzó su incorporación al servicio sin haber sido actualizado.

Cuando el Reino Unido declaró la guerra a Alemania en septiembre de 1939, el Hood estaba operando cerca de Islandia. Empleó los siguientes meses entre esta isla y el mar de Noruega en la caza de los navíos alemanes que asaltaban el comercio y bloqueaban las rutas de abastecimiento. Tras una revisión breve de sus motores, actuó como buque insignia de la Fuerza H y participó en la destrucción de la flota francesa durante la batalla de Mers el-Kebir. Relevado como buque insignia de esta fuerza, el Hood fue enviado a Scapa Flow, en el norte de Reino Unido, y operó en el área como escolta de convoy y defensa ante una posible flota de invasión alemana. En mayo de 1941 el Hood y el acorazado Prince of Wales recibieron la orden de interceptar al acorazado alemán Bismarck, que había zarpado de Alemania para atacar los convoyes aliados en el Atlántico. El 24 de mayo de 1941 el Hood localizó y entabló combate con el poderoso y moderno buque alemán, pero fue alcanzado por varios proyectiles enemigos al inicio de la batalla del Estrecho de Dinamarca y explotó brutalmente. Su pérdida tuvo un efecto profundo en los británicos, y el primer ministro Winston Churchill ordenó a su Armada «hundir al Bismarck», cosa que consiguieron tres días después.

La Real Armada Británica llevó a cabo dos investigaciones para aclarar las causas de la súbita desaparición del crucero. La primera, concluida con gran rapidez tras el hundimiento, concluyó que el pañol de municiones de popa del Hood había estallado debido a un proyectil del Bismarck que atravesó el delgado blindaje de la cubierta del buque. Se llevó a cabo una segunda investigación tras recibirse quejas sobre que la primera comisión no había considerado explicaciones alternativas, como la explosión de los torpedos de la nave. Aunque mucho más completa que la primera investigación, la segunda llegó a la misma conclusión. A pesar de la explicación oficial, algunos historiadores siguieron creyendo que los torpedos habían causado la explosión del buque, mientras que otros propusieron una detonación accidental dentro de una de las torretas de los cañones del barco. Otros historiadores se han centrado en la causa de la explosión del almacén. El descubrimiento del pecio del crucero de batalla en 2001 confirmó la conclusión de ambas investigaciones, aunque el por qué exacto de la explosión de los almacenes siempre será un misterio puesto que esa zona del barco quedó completamente destruida tras la deflagración.

Características generaleseditar

Botado en 1918, completado en 1920 y modernizado muy superficialmente a través del tiempo, era un elegante buque de esbeltas líneas, con una eslora de 263 m, 32 m de manga y 49.000 toneladas de desplazamiento. Estaba armado con 8 cañones de 381 mm en 4 montajes dobles, dos tubos lanzatorpedos de 52,5 cm en ambas bandas, con un armamento secundario de 12 cañones de 140mm, en posiciones simples escudadas y 8 piezas dobles de 102 mm en manteletes abiertos. En 1940, se eliminaron los cañones de 140 mm y se sustituyeron por 8 cañones en montajes dobles de 102 mm. Fue clasificado como "Crucero de batalla" y en su tiempo era el barco más grande del mundo.

HMS Hood en su configuración de 1932

Transportaba a 1.400 hombres y su principal debilidad, muy generalizada en las construcciones navales de la época, en especial, los llamados crucero de batalla en que se sacrificaba el blindaje en pos de la velocidad, era su escaso blindaje horizontal, con una cubierta principal de 37 mm (76 mm sobre los pañoles de municiones) y una cubierta de protección de 52 mm.

Basta compararla con la protección horizontal de los acorazados de la serie Prince of Wales, que era de 150 mm (170 mm sobre los pañoles) y 50 mm, respectivamente. La protección vertical era, por el contrario, bastante más completa, con una faja de 305 mm en la obra muerta, que se estrechaba hasta 152 mm en los extremos del buque y a 76 mm en su parte más baja. Esta coraza se inclinaba 12º, con el entrante en la parte inferior. Por encima de esta faja, el reducto, entre la cubierta de batería y la cubierta principal, tenía un blindaje de 178 mm. La protección submarina la constituía un doble casco integrado con mamparos longitudinales internos, diseñados para absorber explosiones submarinas. Finalmente, las barbetas de la artillería principal tenían un espesor de 305 mm, y el blindaje frontal de las torres era de 381 mm (el posterior era de 125 mm); la torre de mando tenía un espesor de 280 mm.

El aparato de propulsión consistía en 4 grupos de turbinas de vapor con engranajes reductores, un grupo por eje, alimentados por 24 calderas, repartidas en cuatro salas, todas a proa de las salas de máquinas, con dos chimeneas: en conjunto, la potencia era de 144.000 CV a cuatro hélices, y la velocidad en pruebas, superior a los 32 nudos.

Historial de servicioeditar

Participó en muchas travesías de representación en las colonias inglesas entre 1920 y 1939. Durante este período, sólo sufrió una modificación de importancia, en 1931, al instalarse en el extremo de popa una catapulta y una dotación de cuatro hidroaviones. Por otra parte, sus máquinas y calderas nunca fueron modificadas, ni se sometió a un recorrido completo en el astillero, por lo que en 1939 se encontraba en bastantes malas condiciones y apenas alcanzaba los 30 nudos. El inminente estallido de las hostilidades hizo que el Almirantazgo decidiera cancelar las modificaciones proyectadas, que contemplaban reemplazar toda la artillería secundaria por 8 torres dobles de 133 mm (al igual que los acorazados del tipo Prince of Wales que se estaban construyendo) y sustituir las calderas por otras de tipo más moderno, tal y como se había hecho, con gran éxito, en el HMS Renown.

Segunda Guerra Mundialeditar

Durante el inicio de la Segunda Guerra Mundial, estuvo destinado en la Home Fleet, en aguas metropolitanas británicas. Tras unas breves obras en las que se desembarcó la artillería secundaria, fue destinado, en junio de 1940, a la Fuerza H, con base en Gibraltar. El 3 de julio participó en la llamada Batalla de Mers el-Kebir, hundiendo junto con otras unidades británicas varios navíos franceses ahí anclados, entre ellos los acorazados Provence, Bretagne y Strasbourg. En septiembre de ese mismo año regresó a la Home Fleet, participando en la infructuosa caza del Scharnhorst y el Gneisenau en el marco de la Operación Berlín a cargo del almirante Günther Lutjens, en marzo de 1941. El 12 de mayo de 1941, el vice-almirante Lancelot Ernest Holland asume el comando del escuadrón de cruceros de batalla. El capitán Ralph Kerr era el comandante del HMS Hood desde febrero de ese mismo año.

Batalla del Estrecho de Dinamarcaeditar

El HMS Hood, centrado por el Bismarck, en el momento que explotó. (El bosquejo fue preparado por el Capitán John Leach del HMS Prince of Wales para la Junta de Investigación en 1941. Este representa la columna del humo y la llama que se desató en erupción en la vecindad del mástil principal, inmediatamente antes de una enorme detonación que partió la nave en dos, causando su hundimiento en el acto. Se cree que este fenómeno pudo haber sido el resultado de una conducción del fuego de cordita generado en un depósito de proyectiles después del impacto a través de los ventiladores de la sala de máquinas).

Estando el 24 de mayo de 1941 en Scapa Flow, recibe la orden de marchar a interceptar el Bismarck, pues sus cañones podían equipararse a los del enemigo. A la altura de la salida del estrecho de Dinamarca, interceptó a la formación alemana compuesta por el acorazado Bismarck y el crucero pesado Prinz Eugen dirigidas por el almirante Günther Lütjens.

Últimos momentos del HMS Hood durante la Batalla del estrecho de Dinamarca.

Al mando del vicealmirante Lancelot Ernest Holland, el Hood y el Prince of Wales abrieron fuego con sus torres delanteras a una distancia de 22 km, empeñando desde larga distancia el combate, lo que se tradujo en la inmediata respuesta de los alemanes. Esto fue un error táctico fatal de parte de los ingleses, justamente porque atrajo antes de tiempo la respuesta alemana que Lutjens retenía y los fatales tiros en caída vertical. Holland intentó rápidamente cerrar distancias a la máxima velocidad para evitar los mortales tiros en caída vertical. El avance se hacía disparando las torres delanteras; se avanzaba a la mayor velocidad posible debido a la conocida debilidad del "Hood".

A las 6.00, a 7 min de comenzado el combate y cuando ya viraba para poder emplazar las torres de popa para hacer una salva artillera completa, una salva (la sexta) del "Bismarck" le alcanzó en algún lugar al lado del mástil de popa, penetrando profundamente hasta la barbeta y hace estallar los depósitos de cordita de las torres traseras. Una llamarada más alta que el mástil surgió por unos instantes, y a continuación el gran navío explotó violentamente, expulsando las torres traseras y partiéndose en dos. La popa se hundió rápidamente y la parte delantera lo hizo más lentamente, lo que pudo facilitar el disparo de las torres de proa como una postrer despedida antes de hundirse y que sobrevivieran algunos marinos. Estos últimos disparos tuvieron lugar a consecuencia de la explosión espontánea de las cargas de propulsión. Finalmente, sólo se salvaron tres marineros, Ted Briggs, William Dundas y Bill Tilburn.

El HMS Invincible de Sir Horace Hood tuvo el mismo fin, 25 años antes. Su fin sembró de alegría a la tripulación del Bismarck y al almirante Lutjens. Al capitán Schneider (director de tiro) se le concedió la Cruz de Hierro.

Sus restoseditar

En julio de 2001, sus restos fueron hallados, ampliamente desperdigados en el fondo oceánico. Fueron descubiertos a unos 3 km de profundidad, y causó una grave sensación entre el pueblo británico descubrir que una de sus naves descansaba reducida a un campo de restos metálicos, mientras que el acorazado alemán Bismarck que provocó esa destrucción, tras haber sido bombardeado y torpedeado sin piedad, estaba prácticamente de una pieza y perfectamente reconocible.

Son reconocibles, la popa del navío y su proa casi intactos, la sección media está volteada y la torre cónica esta en perfecto estado,lejos del campo de escombros a lo que está reducido el resto del otrora símbolo del orgullo británico.

Referenciaseditar

  1. VV.AA. (1983). Armamemto y poder militar. Madrid, España: SARPE. p. 1531. ISBN 978-84-7291-624-1. 

Enlaces externoseditar




Coordenadas: 63°20′N 31°50′O / 63.333, -31.833








Creative Commons License