Juan Larrea (poeta)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Juan Larrea (Bilbao, 1895 - Córdoba, Argentina, 1980) fue un poeta y ensayista español. Se le considera una de las figuras mayores de la poesía vanguardista española.

Biografíaeditar

Nace el 13 de marzo de 1895 en Bilbao (España). A través de Gerardo Diego y Vicente Huidobro, el joven Larrea queda fascinado por la poesía, en la que busca una salida a la realidad mediocre que le rodea. Aunque tiene una vida relativamente desahogada como archivero y bibliotecario, su descontento con el entorno y consigo mismo le lleva a emprender una doble huida: primero a París, donde abandona el español como lengua de creación y adopta el francés. Crea allí, junto a su amigo César Vallejo, la revista Favorables París Poema. La segunda fase de su huida le llevará al Nuevo Mundo, cuyas culturas precolombinas estudia con fervor. En 1932 abandona la creación poética. Tras la Guerra Civil española, se exilia definitivamente en América y emprende una obra ensayística de gran calado, en la que destacan sus estudios sobre César Vallejo, Vicente Huidobro, el surrealismo, el Guernica de Picasso y Machu Picchu.

La vida de Larrea es una sucesión de coincidencias significativas, al modo del azar objetivo surrealista. Interpretó los accidentes de la misma (y de la sociedad en su conjunto) como la manifestación de una voluntad o necesidad superior, que hacía necesaria una enorme crisis material y espiritual (manifestada en las vanguardias y las dos Guerras Mundiales). Tras sus convulsiones emergería un Nuevo Mundo espiritual (identificado en buena medida con el Nuevo Mundo físico: América), del que varios artistas (Rubén Darío, Vicente Huidobro, él mismo) habían sido, conscientemente o no, profetas.

Como poeta, su popularidad ha sufrido un sino singular: tras un inicio prometedor (su amigo Gerardo Diego le otorgó un puesto destacado en su Antología, divulgando así unos poemas notables pero escasos), su exilio hizo de él un práctico desconocido en España. Sin embargo, a finales de los años 60 un nuevo interés por el surrealismo y las vanguardias lleva a la publicación de la obra poética completa de Larrea (traducida en su mayor parte del francés), primero en Italia y luego en España, con el título de Versión celeste.

Se redescubre así a Larrea, a quien muchos críticos proclaman entonces el mayor poeta de vanguardia español. Por la audacia de sus imágenes, estudiosos como Vittorio Bodini intentan adscribirlo al surrealismo, movimiento de cuyos presupuestos teóricos se siente, sin embargo, muy lejano. Tampoco prospera la tentativa de incluirle en la Generación del 27, pues no tuvo contacto con la mayoría de sus integrantes. En opinión del propio Larrea, la etiqueta que mejor le cuadra es la genérica de ultraísta, pues su trayectoria fue un intento constante de ir ultra ("más allá") del entorno vital y social que le oprimía.

Tras su muerte, acaecida el 9 de julio de 1980, la obra de Larrea, sobre todo la ensayística, vuelve a una cierta oscuridad. Su poesía conserva su prestigio, pero constituye más un "poeta de culto" que un artista realmente influyente. La deriva realista de la poesía española reciente y la dificultad exigente de sus versos han ayudado a que así sea.

En 1990, la editorial Seix Barral publicó una selección a cargo de Pere Gimferrer de un diario poético que Larrea había escrito entre los años 1926 y 1934 bajo el título de Orbe, del que el autor se sirvió como reverso de Ebro. Similar tanto en su concepción como en sus vicisitudes al Libro del desasosiego de Fernando Pessoa, constituye un interesantísimo testimonio del íntimo pulso vital de un poeta en la gestación de su obra durante la febril época de entreguerras.

Ilegible, hijo de flauta era una narración surrealista en la que Juan Larrea había estado trabajando entre 1927 y 1928, pero cuyo original se perdió durante la guerra civil española. Agustín Sánchez Vidal recogió en su edición de la Obra literaria de Luis Buñuel (1982) la versión que Larrea reconstruyó de memoria dos décadas después, y en la cual intervino el director aragonés en previsión de un rodaje futuro que no llegaría a realizarse. En 2007, Gabriele Morelli reeditó para Renacimiento ese texto junto con otras versiones, como el guion cinematográfico de Luis Buñuel, o la versión en inglés, destinada a productores norteamericanos.

Estiloeditar

La obra poética de Larrea se caracteriza por el irracionalismo radical de su discurso, que sin embargo conserva siempre una sintaxis lúcida y cristalina, muy lejana al fluido de conciencia o los intentos más o menos fieles de escritura automática de otros poetas de vanguardia. A menudo, sus versos son verdaderas máximas, destilados de una lógica peculiar pero impecable:

Por su propio peso la tristeza baja los grados de la escala social
Lo imposible se vuelve, muy poco a poco, inevitable.

Obraseditar

Poemarioseditar

  • Oscuro dominio (México, 1934)
  • Versión celeste (1970)

Ensayoseditar

  • Arte Peruano (1935)
  • Rendición de Espíritu (1943)
  • El Surrealismo entre Viejo y Nuevo mundo (1944)
  • The Vision of the "Guernica" (1947)
  • La Religión del Lenguaje Español (1951)
  • La Espada de la Paloma (1956)
  • Razón de Ser (1956)
  • César Vallejo o Hispanoamérica en la Cruz de su Razón (1958)
  • Teleología de la cultura (1965)
  • Del surrealismo a Machu Picchu (1967)
  • Guernica (1977)
  • Cara y cruz de la República (1980)
  • Al amor de Vallejo, Editorial Pre-Textos, (1980)
  • Rubén Darío y la Nueva Cultura Americana, Editorial Pre-Textos (1987)

Diario poéticoeditar

Guion cinematográficoeditar

  • Ilegible, hijo de flauta

Coleccionistaeditar

Durante su estancia en Perú logró reunir en tan solo un par de meses una colección de piezas incas que es la más completa e interesante, artística y antropológicamente, de esta cultura que existe fuera del continente americano. Esta colección la donó en 1937 al Museo Arqueológico Nacional, del que posteriormente pasó al Museo de América.1

Referenciaseditar

Bibliografíaeditar

Enlaces externoseditar








Creative Commons License