Ley del español

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La llamada Ley del español es una medida vigente en Brasil desde 2005 que obliga a todos los centros de enseñanza secundaria, tanto públicos como privados, a ofrecer la enseñanza de español dentro del horario lectivo. Se capacitará o contratará para ello a 200.000 profesores.

Surgimiento de la leyeditar

En el año 1991, el presidente de la República Federal del Brasil, Fernando Collor de Mello, decidió impulsar por ley la enseñanza del español con vistas a consolidar el acercamiento del país a sus socios de Mercosur (Argentina, Uruguay y Paraguay).

Paso por el Senadoeditar

Para 1996, el proyecto de introducir dicho idioma de forma obligatoria en la enseñanza, tanto primaria como secundaria, había cuajado en forma de ley, pero los inmensos desafíos de tipo práctico que se plantearon (entre ellos la imposibilidad de improvisar los 200.000 profesores de español que se hubieran necesitado) aconsejaron reducir su aplicación a la enseñanza secundaria, y bajo esta nueva forma, el proyecto de ley fue aprobado por el Senado el 1 de septiembre de 1999.1

Paso por la Comisión de Enseñanza del Parlamentoeditar

De ahí pasó a la Comisión de Enseñanza del Parlamento, formada por 27 miembros, donde en el año 2000, y tras fuertes presiones franco-italo-británicas para que fuera rechazada, y de España y los países hispanoamericanos para que se tomara en consideración, fue modificada de modo que los centros educativos tenían que ofrecer obligatoriamente, en horario regular, la enseñanza del español en los tres cursos de la enseñanza secundaria (de 14 a 17 años), pero el aprendizaje de éste no debía ser obligatorio para los alumnos. Hasta el momento, los centros sólo tenían obligación de impartir una lengua extranjera, pero podían elegir cuál.

Aprobación definitivaeditar

La ley fue remitida de nuevo al Senado, donde había el riesgo de que no se aceptaran las correcciones aprobadas por la Comisión, pero donde finalmente se aprobó en 2003. Aun así, aún faltaba la aprobación por el Congreso, producida por fin, por aclamación y definitivamente, el 7 de julio de 2005, ratificada por el presidente Luis Ignacio Lula da Silva unos días después.

Interés por el españoleditar

Aprobada la ley surge un interrogante: ¿se decidirán masivamente los escolares brasileños por el español? La pregunta parece que se responderá con un rotundo sí. El interés que despierta este idioma es, desde años antes de esta ley, innegable: el 80% de los colegios privados ofrecen ya español,2 y cerca del 80% de los alumnos prefiere estudiar español antes que inglés,3 lo que se ha traducido en que en las universidades la petición del español supere ya al inglés.4

Referenciaseditar

  1. Moreno, Javier (18 de junio de 2000). «Brasil decide si quiere hablar español». Periódico El País. Madrid: Ediciones El País, S.L. Consultado el 7 de noviembre de 2012.
  2. Arias, Juan (8 de julio de 2005). «Los centros de secundaria de Brasil ofrecerán el español como asignatura». Periódico El País. Ediciones El País, S.L. Consultado el 7 de noviembre de 2012.
  3. http://www.abrelivros.org.br/abrelivros/01/index.php?option=com_content&view=article&id=611:escolas-do-brasil-vao-ter-espanhol-obrigatorio&catid=1:noticias&Itemid=2 «Escolas do Brasil vão ter espanhol obrigatório»
  4. Arias, Juan (10 de noviembre de 2000). «Un nuevo proyecto obliga a los institutos de Brasil a ofrecer la asignatura de español». Periódico El País. Ediciones El País, S.L. Consultado el 7 de noviembre de 2012.







Creative Commons License