Música andina del Perú

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Música andina del Perú
Orígenes musicales Ritmos musicales prehispánicos
Orígenes culturales Culturas precolombinas
Instrumentos comunes Charango, Guitarra, Quena, Tarka, Arpa, Saxofón, Mandolina, Bandurria, Pinkillo, Mohoceño, Zampoña, Siku, Pututos, Tinya, Cuernos de Toros, etcétera.
Popularidad Vigente
Subgéneros
Huayno, Muliza, Hualarsh, Chuscada, Huayno ayacuchano, Sicuri, Ayarachi, Zampoñada, Chonguinada, Morenada, Tarkeada, etcétera.

La música andina del Perú la componen una gama muy amplia de géneros musicales originados en los inca del Perú. Por su solemnidad evocativa e instrumentación exótica, la también llamada música “indígena” de Los Andes tiene un importante público mundial, contando con numerosos grupos que cultivan este género con gran virtuosismo en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina,ile bn asikalao

La música andina del Perú descienden las culturas incaica y preincaicas. Los incas denominaron «taki» tanto a la música, como al canto y la danza, su música fue pentatónica utilizando las notas «re» - «fa»- «sol» - «la» - «do», destacando las composiciones religiosas, guerreras y profanas.1

En el año 2006, el estado peruano por decreto supremo oficializó el 15 de junio como el "Día de la canción andina".2

Instrumentacióneditar

Antara representada en vasijas de la cultura Moche. La tradición musical en territorio peruano se extiende por varios siglos en el tiempo.

Los elementos más característicos de la música andina del Perú son los instrumentos, que provienen básicamente de la cultura Inca y de los pueblos ancestrales conquistados por los Incas que corresponden a las épocas preincaicas.

Los instrumentos de viento (aerófonos) han existido desde antes del imperio incaico, en la ciudad sagrada de Caral (la civilización más antigua de América) se han descubierto quenas hechas con huesos de pelícanos. Las percusiones también formaron parte de la instrumentación andina que fue plasmada en los huacos retratos (cerámica escultórica) de la cultura moche, en donde se observan, además de zampoñas y quenas, bombos y maracas. Al parecer estos instrumentos fueron evolucionando a lo largo de los andes hasta el auge del imperio Inca.

Con la cultura europea llegaron diversos instrumentos de cuerda (cordófonos) como la guitarra, la bandurria, el arpa y el violín, que a lo largo de 300 años evolucionaron particularmente. De este mestizaje musical surge el charango que tradicionalmente se hizo de quirquincho (denominación en aimara para una especie de armadillo) pero que a su vez fue transformando su forma y afinación a lo largo de los Andes.

Hoy en día, por tratarse de una cultura viva, la música andina contemporánea ha continuado su evolución incorporando nuevos instrumentos como el saxofón y las trompetas, inclusive instrumentos electrónicos en los arreglos de la música andina contemporánea. Esto no implica que se hayan perdido los instrumentos ancestrales, entre los que destacan los sikus o antaras (zampoñas en español), quenas, pinkillos, tarkas, silulos, mohoceños, wankaras o bombos, entre otros.

Géneros de danza y músicaeditar

Conjunto musical andino de la región Cusco.

En la época incaica, se usaba la palabra taki para referirse simultáneamente tanto al canto como al baile (danza), pues ambas actividades no estaban separadas una de la otra. Las danzas y diversos estilos musicales que se practican en los andes peruanos tienen matices que varían de acuerdo a las zonas o regiones, influenciados por las etnias o culturas que la habitan.

El género más difundido es el huayno, pero éste a su vez tiene matices que van desde la chuscada ancashina, pasando por la influencia huanca (música huanca), los matices ayacuchanos (de influencia criolla-chanca), hasta los matices del huayno cuqueño y puneño. La distinción entre estos estilos de huayno radican en la instrumentación y tonalidad. Acotando que existen dispersos en los andes peruanos diversos dialectos quechuas y aymaras que influyen en las composiciones musicales.

La música andina es también un elemento fundamental de numerosas celebraciones y festivales, como es el caso de los carnavales, tan difundidos y tan distintos entre pueblo y pueblo a lo largo de los andes peruanos.

Música del Collaoeditar

Danza de la morenada en el carnaval de la ciudad de Juliaca. Región Puno.

Es el tipo de música andina que prospera en la región del collao peruano, el cual en su mayor parte se encuentra ubicado en la Región Puno.

En el Perú, se conoce popularmente a Puno como la Capital folclórica del Perú. Ésta denominación proviene de la gran cantidad de danzas y expresiones musicales que ostenta la región Puno.

Asimismo, en la región Puno suelen dividir sus danzas en dos tipos: Danzas de Luces y Danzas autóctonas.

Las danzas de luces más representativas de la región Puno son:

Las danzas autóctonas en cambio son más variadas en número, pues generalmente cada estilo musical representa a un pueblo. Algunos ritmos autóctonos conocidos son:

Las danzas autóctonas del altiplano puneño se caracterizan por la instrumentación ancestral a diferencia de las danzas de luces, que son en su mayoría orquestdas con bandas de vientos-metal.

Música Huancaeditar

Se denomina así a la música surgida en la sierra central del Perú, específicamente en el valle del río Mantaro. Esta denominación surge pues esta zona fue el antiguo territorio de la cultura Huanca, dominada luego por los Incas.

Existen diversas manifestaciones musicales de la música huanca que tiene como máximo exponente al Huaylarsh o simplemente Huaylas. El huaylas es un baile de pareja, de movimientos ágiles y caracterizado por un constante zapateo tanto en los varones como en las mujeres.

Otros géneros de la música huanca son las mulizas, pero la música huanca también incluye ritmos carnavalezcos y danzas religiosas tan variadas como: la chonguinada o la danza de los negritos.

Ensambles tradicionales e instrumentoseditar

Ensambles tradicionales e instrumentos
Ensamble Cuerdas frotadas Cuerdas pulseadas Vientos de madera Vientos de metal Membrafonos Idiófonos
Ayarachi Sicu Wankara
Huaylarsh o Huaylas Violín Arpa Clarinete, Saxofón, Saxofón tenor, Saxofón barítono, Saxofón alto
Chuscada Violín Arpa, guitarra Acordeón
Muliza Violín Arpa Saxofón
Pandilla Puneña Charango, guitarra, mandolina Acordeón
Toril o Waca taki Mandolina, charango, guitarra Waca waccra
Sicuri Siku Wankara
Yaraví Guitarra, charango
Zampoñada Zampoña Bombo, tarola Platillos
Ensambles carnavalescos e instrumentos
Ensamble Cuerdas frotadas Cuerdas pulseadas Vientos de madera Vientos de metal Membrafonos Idiófonos
Mohoceñada Mohoceño, pinkillo Bombo, tarola
Pinkillada pinkillo Bombo, tarola
Tarkada y tarkeada Tarka Bombo, tarola Platillos (tarqueada del Collao)

Los intérpreteseditar

Cantante vernácula Martina Portocarrero en el festival musical de Berlín. 1987.

La música andina peruana es una manifestación cultural vigente que continúa su creación artística por sobre cualquier otro género folclórico peruano. Dada la vigencia del arte musical andino del Perú, el repertorio de artistas es amplio y variado según el género y las regiones, incorporándose nuevos valores a la escena musical andina peruana.

Algunos artistas de la música andina peruana de difusión nacional e internacional son:

Algunas agrupaciones musicales de música andina son:

Compositoreseditar

Algunos de los compositores más antiguos de la música andina peruana han quedado en el olvido debido a que no han quedado registradas suficientes partituras y la música tradicional en el pasado se transmitía oralmente a través de la tradición musical que se aprendía de generación en generación.

En cuanto a la música andina académica, aquella que utiliza partituras, es a inicios del siglo XX en que se hacen conocidas las composiciones de Daniel Alomía Robles y Jorge Bravo de Rueda, autores de El cóndor pasa y las Vírgenes del sol, respectivamente. Ambas composiciones fueron proclamadas como patrimonio cultural de la nación por el INC y representan expresiones culturales de música académica reconocidas a nivel internacional creadas en el ámbito de la corriente indigenista que vivió el Perú en los años 20 del siglo XX. En cuanto a música académica, la obra musical de Carlos Valderrama Herrera también fue reconocida como patrimonio cultural de la nación en el Perú.

La actividad de la composición musical andina continúa en la actualidad, en cada uno de sus géneros, aunque algunos géneros de la música andina vienen cayendo en desuso otros ganan terreno en pupularidad. La obra musical de Ernesto Sánchez Fajardo y Tiburcio Susano Mallaupoma Cuyubamba también ha sido reconocida como patrimonio cultural de la nación por el estado peruano; en el caso de Ernesto Sánchez, es más conocido como «El jilguero del Huascarán» y es autor de más de un centenar de obras musicales, tanto en la música como en las letras, que en su mayoría se basa en la tradición musical ancashina.3 Por otra parte Tiburcio Mallaupoma se caracterizó por la difusión de la música huanca en su variante jaujina, a través de su agrupación «Lira jaujina» que durante la década del 40 del siglo XX tuvo gran difusión dentro del ámbito de las orquestas de música huanca.4

Música andina contemporánea en el Perúeditar

Grupo Kaphia presentando temas para la Candelaria de Puno, Capital del folklore peruano.

La evolución de los ritmos andinos en el Perú ha dado origen a una cultura andina entremezclada con la modernidad pero con matices autóctonos con amplia difusión en los medios de comunicación peruanos.

La difusión mediática de los ritmos andinos originó un boom en la difusión de los diferentes estilos musicales del Perú a nivel nacional. Éste fenómeno si bien se inició con la radiodifusión, ha continuado con la televisión y el Internet. Incluso llegando a la televisión la historia de diversas figuras de la música andina contemporánea como Dina Paucar, Sonia Morales, La Muñequita Sally y Abencia Meza.

Manuelcha Prado es un ícono de la guitarra andina y compositor de grandes obras musicales, reflejos sonoros de la cordillera de los Andes que lo llevaron hasta la BBC de Londres donde recibió la admiración y elogios de Jimmy Page (Led Zeppelin).5 . Entre los sonidos que recoge se encuentran el wasichakuy (música para el techado de una casa), el wawa pampay (música para el entierro de un niño), el alba, el atipanakuy (música de competencia), el wallpa waccay, los diferentes "tonos" de la Danza de las tijeras, el ayla (música para una danza de los jóvenes durante la Fiesta del Agua), el torovelay (música de la fiesta de la herranza de Soras, provincia de Lucanas) y muchos otros. Manuelcha Prado es un hombre conectado con las raíces andinas, que ha difundido una parte muy interesante del repertorio musical de la Sierra central peruana. Su destreza con las seis cuerdas de la guitarra queda fuera de toda duda, y su trabajo de recuperación y revitalización de la música del Perú más profundo es encomiable.6

El huayno populareditar

Dentro de los intérpretes del huayno popular destacan:

El requinto y la bandurriaeditar

El charangoeditar

El huayno ayacuchano contemporáneoeditar

Musica andina del altiplanoeditar

Actualmente jóvenes valores en la música andina continúan su labor creativa destacando internacionalmente los trabajos de autores como William Luna, creador del huayno Vienes y te vas que ha sido readaptado en diferentes ritmos en Argentina, Bolivia y Chile, o Paul Trejos, compositor del huayno Nostalgia también readaptado en otros países latinoamericanos.

Música académica andinaeditar

Simon & Garfunkel hicieron famosa la música andina entre el público norteamericano con la canción “El cóndor pasa” (1970), basada en un arreglo que hizo Jorge Milchberg sobre un tema tradicional de origen incaico que el peruano Daniel Alomía Robles (1871-1942) había incorporado a una suite instrumental en 1913. Paul Simon descubrió esta canción cuando asistió a un concierto de un grupo de música indígena de los Andes en París.

La complicada historia de “El cóndor pasa”, hoy grabada en infinidad de versiones, muestra el camino laberíntico por el cual la “música andina” llegó a ser un género reconocido en todo el mundo. Es también una buena metáfora de la paradójica historia de las culturas indígenas latinoamericanas: después de siglos de marginalidad, una buena parte del respeto que han obtenido para su autonomía cultural proviene de la atención académica y comercial moderna e internacional. La paradoja es, pues, que estas culturas con frecuencia primero tienen que hacerse 'modernas' y recibir atención internacional para poder luego defender sus derechos y su modo de vida tradicional en sus propios países de origen.

Debemos buscar a los compositores de Música Andina Académica en Música clásica del Perú, donde también aparece Daniel Alomía Robles.

La música andina - fusióneditar

Dámaris, cantante de música folclórica peruana.

Los ritmos andinos continúan inspirando y produciendo formas modernas que mezclan lo tradicional con lo moderno. Artistas y grupos 'pop' como Shakira, Carlos Vives y Soda Stereo salseros como Rubén Blades, y creadores de música electrónica tipo 'Trance' como Micky González, incorporan en algunas de sus obras la riqueza instrumental y rítmica de la música andina.

Una de las artistas peruanas que fusiona música andina con otros ritmos es la huancaína Damaris Mallma Porras quien ganara la competencia folclórica del Festival de la Canción de Viña del Mar 2008 con su tema Tusuy Kusun.

También los intérpretes de la música peruana costeña (criolla) incorporaron regularmente temas de música andina en su repertorio. Los más conocidos fueron Palomita ingrata y Tomasa, por Los Troveros Criollos, Los de Apata, por Los Chalanes del Perú, Rosaura Indaura, por Los Kipus y El Picaflor, por Los Dávalos.

Otro aporte de fusión en la música andina es el realizado por el grupo Alborada al fusionar la música andina con letras en quechua con el New age y los ritmos electrónicos.

Véase tambiéneditar

Enlaces externoseditar

Referenciaseditar

  1. Teresa Vergara (2000). «Tahuantinsuyo: El mundo de los Incas». En Teodoro Hampe Martínez. Historia del Perú. Incanato y conquista. Barcelona: Lexus. ISBN 9972-625-35-4. 
  2. Decreto Supremo Nº 013-2006-ED: Declaran el 15 de junio de cada año como “Día de la Canción Andina” a nivel nacional. 16 de junio de 2006. http://www.gacetajuridica.com.pe/servicios/normas_pdf/Junio_2006/16-06-2006/pag_321557-321616.pdf. 
  3. «Resolución directoral nacional Nº1425» (en español) (PDF). Declaratorias del Patrimonio cultural de la Nación. Portal web del Ministerio de Cultura del Perú. Consultado el 14 de febrero de 2011.
  4. «Resolución directoral Nº1654» (PDF). Declaratorias del Patrimonio Cultural de la Nación. Portal del Ministerio de Cultura del Perú. Consultado el 14 de febrero de 2011.
  5. Gerardo Silva (15 de Octubre de 2013). «EL SONIDO DE LA TIERRA: Manuelcha Prado, Manuel Silva “Pichinkucha” y Los Campesinos» (en español). Consultado el 17 de marzo de 2014.
  6. Edgardo Civallero (01 de Mayo de 2011). «Manuelcha Prado» (en español). Consultado el 17 de marzo de 2014.







Creative Commons License