Manto (mitología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Manto es el nombre de dos personajes femeninos de la mitología griega: una de esas mujeres era hija de Tiresias; la otra, de Heracles. El nombre Manto deriva del griego antiguo Mantis, “vidente, profeta” (<pIE *men-, “pensar”).

Hija de Tiresiaseditar

Manto practicando la magia. Miniatura para la obra de Boccaccio De claris mulieribus. Biblioteca Nacional de Francia.

Manto era hija del advino Tiresias y la madre de Mopso. Tiresias era inicialmente una sacerdotisa de Hera que fue convertida, con posterioridad histórica, en un hombre, cuando el papel del dios Zeus se volvió más dominante en la religión griega. No obstante, el papel de Tiresias como adivino y profeta no se alteró. La tradición de Tiresias como mujer debió de ser bastante importante, pues no pudo eliminarse por completo, y las dicrepancias en cuanto al sexo de Tiresias llegaron a explicarse diciendo que tenía el don de cambiar de sexo a voluntad. No en vano, los oráculos griegos solían ser oficiados por mujeres, y aunque hubieran de responder ante sacerdotes varones, las profetas de los oráculos (la pitia, la pitonisa, la sibila...) siguieron siendo mujeres.

Manto aparece en el mito de Edipo como ayudante de su padre: Tiresias. En la tragedia de Séneca Edipo, Manto describe al protagonista un sacrificio llevado a cabo por su padre.

Más tarde, durante la guerra de los Epígonos, Manto fue llevada al santuario de Delfos como parte del botín de guerra, ya que los argivos habían prometido a Apolo que, si lograban conquistar Tebas, le consagrarían lo más valioso del botín.1 El dios Apolo mandó que se la enviara a Colofón para que buscara allí el oráculo del dios. En Colofón, Manto se casó con Racio y dio a luz a Mopso (quien, según algunos, era hijo de Apolo).

En el Libro III de la Biblioteca mitológica, se dice que Eurípides cuenta que Alcmeón tuvo dos hijos de Manto: Anfíloco y Tisífone.2

En la mitología romana, Manto viaja a Italia y da a luz a Ocno, cuyo padre es Tiberino, dios del río Tíber. Años después, Ocno fundará la ciudad de Mantua, a la que llamará así en honor a su madre: Manto.

Hija de Heracleseditar

En mitos posteriores se describe a Manto como hija de Heracles. Asimismo, se dice que la ciudad italiana de Mantua recibió su nombre por ella.3

Notas y referenciaseditar

  1. Pseudo-Apolodoro: Biblioteca mitológica, III, 7, 4.
  2. Biblioteca mitológica, III, 7, 7. La obra de Eurípides en la que se daba noticia de esos hijos de Manto puede ser una de las dos perdidas que se titulaban precisamente Alcmeón (véase la nota 3 del texto inglés).
  3. Virgilio: Eneida, X, 199.







Creative Commons License