Toponimia de California

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Origen del nombre de California»)
Saltar a: navegación, búsqueda
La Isla de California según mapa del siglo XVII.

California es el nombre que asignaron conquistadores españoles a una zona de América correspondiente a la península que hoy lleva ese mismo nombre y a una región ubicada al norte de ella.

Esa denominación se adoptó de un lugar imaginario mencionado en Las sergas de Esplandián, novela de caballerías de Garci Rodríguez de Montalvo, publicada en 1510. Aún se discute de dónde exactamente provino la idea de usar tal nombre a lo que en principio se creyó que era una isla y que se le llamó California. A la California actual se le denominó Alta California o Nueva California.

La canción de Roldáneditar

Morz est mis nies ki tant soleis cunquere

Encuentre mei revelerunt li Saisne
Et Hungré et Bugre et tante gent averse,
Romain, Puillain et tuit cil de Palerne
E cil d'Affrike e cil de Califerne.

Muerto está mi sobrino que conquistó tantas tierras,
y ahora los sajones se rebelaron contra mí,
y los húngaros y los búlgaros y tantos otros,
los romanos, los de Pulla y los de Palermo

y los de África y los de Califerne.
Verso CCIX de la Canción de Roldán, siglo XI

Las sergas de Esplandiáneditar

En 1510, Garci Rodríguez de Montalvo escribió una novela de caballerías de tal renombre que fue muy popular en su época. Incluso aparece citada en El Quijote. En ella se menciona una isla de fantasía llamada exactamente California, gobernada por una reina llamada Calafia.

Desde entonces esa desconocida e inabordable Isla de las Amazonas pasaría a llamarse California. Por ello es factible que ésta fuera la fuente del nombre, dadas la cercanía cronológica de la publicación de la novela y su popularidad tras el descubrimiento de la península de California y la primera creencia de que ésta era una isla.

Sabed que a la diestra mano de las Indias existe una isla llamada California muy cerca de un costado del Paraíso Terrenal; y estaba poblada por mujeres negras, sin que existiera allí un hombre, pues vivían a la manera de las amazonas. Eran de bellos y robustos cuerpos, fogoso valor y gran fuerza. Su isla era la más fuerte de todo el mundo, con sus escarpados farallones y sus pétreas costas. Sus armas eran todas de oro y del mismo metal eran los arneses de las bestias salvajes que ellas acostumbraban domar para montarlas, porque en toda la isla no había otro metal que el oro.

Las sergas de Esplandián (novela de caballería).

Por Garci Rodríguez de Montalvo.

Publicada en Sevilla en 1510.

La isla de las amazonaseditar

A partir de entonces se hizo muy popular la idea de una isla poblada sólo por mujeres, y se aplicó a diferentes lugares de la recién descubierta América. Cristóbal Colón, en su diario del primer viaje, incluye una leyenda semejante:

Dixéronle los indios que por aquella vía hallaría la isla de Matinino, que diz que era poblada de mujeres sin hombres, lo cual el almirante mucho quisiera por llevar diz que a los Reyes cinco o seis d'ellas.1

La isla legendaria, cuarta carta de relación de Hernán Cortéseditar

En la cuarta carta de relación, fechada en México el 15 de octubre de 1524, dirigiéndose al rey Carlos I de España, Hernán Cortés escribe acerca de ciertas noticias relativas a una isla legendaria, novedades que le había traído el capitán Francisco Cortés de Buenaventura, un sobrino, quien había realizado la conquista de Colima.

Y así mismo me trajo relación de los señores de la provincia de Cihuatlán, que se afirman mucho de haber toda una isla poblada de mujeres, sin varón ninguno, y que en ciertos tiempos van de la tierra firme hombres que con ellas han acceso . . . . y si paren mujeres, las guardan; y si hombres, los echan de su compañía; y que esta isla está a diez jornadas de esta provincia; y que muchos dellos han ido allá y la han visto. Dícenme asimismo que es muy rica en perlas y oro; yo trabajaré en teniendo aparejo de saber la verdad y hacer de ello larga relación a vuestra majestad.2

Atribución del nombreeditar

Las abandonadas tierras de la península finalmente recibieron el nombre de California, y Hernán Cortés pasó a la historia como su descubridor después que un burlón enemigo de Cortés, a quien un escritor de la época cita como Alarcón (quizá Fernando de Alarcón), en clara alusión a Las sergas de Esplandián, novela de caballerías en boga en esos años, en tono burlesco dio por nombrar a las inhóspitas tierras como California, para herir a Cortés por haber fracasado en el tercer viaje de exploración, cuando infructuosamente éste trató de establecer una colonia en la bahía que nombró Cortés de La Santa Cruz (en la actualidad la ciudad de La Paz), recién descubierta la península de Baja California, cuyas tierras le pertenecían, por Cédula Real.

Uso actualeditar

Actualmente, con el nombre de California se conocen la península de Baja California, el Golfo de California y tres estados: California (hoy de Estados Unidos), Baja California y Baja California Sur.

Además, al Mar de Cortés, situado entre la península y el resto de México, se le conoce también como Mar Bermejo o Golfo de California.

Bibliografíaeditar

Referenciaseditar

  1. Cristóbal Colón, Relaciones y cartas de Cristóbal Colón, p. 154-155
  2. Hernán Cortés, Pascual de Gayangos (ed.), Cartas y relaciones al Emperador Carlos V, pp. 288-289

Véanse tambiéneditar

Enlaces externoseditar








Creative Commons License