Óscar Cerruto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Oscar Cerruto»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Óscar Cerruto
Nacimiento 13 de junio, 1912
Bandera de Bolivia La Paz, Bolivia
Defunción 10 de abril, 1981: 68 años
Bandera de Bolivia La Paz, Bolivia
Nacionalidad Boliviana
Ocupación Escritor, Poeta
Período Siglo XX
Género novela, cuento y poesía

Óscar Cerruto fue un escritor, poeta, periodista y diplomático boliviano. Nació en La Paz en 1912 y falleció en 1981. Colaboró en varios periódicos de Bolivia y también trabajó en la cancillería. Luego, diplomático y ulteriomente, embajador en Uruguay en 1965.

Considerado como uno de los más grandes poetas bolivianos y uno de los cinco más importantes escritores bolivianos del siglo XX,1 Óscar Cerruto es el reconocido autor de una de las novelas sociales más importantes de la historia boliviana, Aluvión de fuego. Su trabajo incluye poesía, ensayos, crítica literaria, artículos periodísticos y estudios de gramática española.2

Primeros añoseditar

Nació en La Paz el 13 de junio de 1912, en una familia de clase alta de origen italiano. Su padre era Andrés Cerruto Durand, boliviano; su madre, Lelia Maggie Collier, artista y pianista de nacionalidad británica. Fue criado en una familia conservadora y patriarcal. En 1918, sabiendo ya leer, fue enviado a las mejores escuelas públicas del país (hecho que molestaba a Cerruto, pues en este tipo de escuelas reinaba la violencia entre los estudiantes). Escribió su primer poema a la edad de 8 años, el mismo trataba de un perro atropellado por un automóvil; le mostró el poema a su padre, a quien no le gustó. Óscar Cerruto no volvió a escribir sino hasta sus 14 años.

Cerruto y la políticaeditar

En la secundaria era un muchacho tímido y siempre cabizbajo, pero ya un ávido lector. A los 14 años se iría a vivir con Lilly Collier de Conley, su tía, esposa de un empleado británico de la compañía ferroviaria boliviana. Fue ella quien inició al muchacho en el mundo de la Literatura Clásica, tanto española como inglesa. Cerruto se familiarizó entonces con las obras de Charles Dickens, Oscar Wilde, Lord Byron, Miguel de Cervantes y Gustavo Adolfo Bécquer. Sus primeros poemas trataban sobre la desigualdad social que sufría la clase trabajadora de Bolivia.

Ya en 1926, a la edad de 15 años comenzó a trabajar en Bandera Roja, escribía artículos en contra del gobierno y la iglesia católica. EL impacto del periódico de difusión fue tal, que el gobierno se propuso cerrarlo y enviar a prisión a los responsables. Cerruto apenas escapó. Este mismo año se inició en la política boliviana, ya no solo como columnista, sino también como activista. Publicaba poemas en La Razón y sus ideas, acaso demasiado innovadoras, fueron criticadas por el conocido escritor boliviano Carlos Cornejo; muchos escritores e intelectuales bolivianos entraron en la discusión, algunos apoyaban a Cornejo, pero fueron más los que apoyaron a Cerruto.

Inicios de su carrera literariaeditar

Influenciado por el marxismo, Cerruto, el activista, fue enviado a la cárcel acusado de conspiración contra la seguridad del estado en 1928. En 1930 terminó la escuela y se matriculó a la Facultad de Derecho, tal como su padre deseaba. Cuando su padre murió, el mismo año, Cerruto abandonó la Facultad de Derecho; continuó publicando poemas, cuentos cortos y artículos sobre Literatura en La Razón y El Diario (Bolivia). En 1931, su hermano Luis Heriberto Cerruto, se suicidó. En ese mismo año Cerruto trabajó con la Diplomacia boliviana y fue destinado a Arica, Chile, donde ganó un certamen literario que le abrió las puertas al ambiente intelectual chileno, donde entabló nuevas amistades con Vicente Huidobro y Pablo Neruda.

En 1932 Bolivia y Paraguay mantenían una guerra en la región de El Chaco boliviano a la cual Cerruto fue llamado, pero nunca fue debido a que debía reemplazar al cónsul de Bolivia en Arica. La guerra del Chaco duró hasta 1935, tiempo en el que Cerruto escribía Aluvión de Fuego, hoy considerada la novela de guerra más importante de Boliviacita requerida. Fue publicada en Chile el año 1935, narra el drama boliviano durante la Guerra del Chaco entre ideas marxistas y socialistas, mostrando así no solo una, sino dos guerras: una entre Bolivia y Paraguay y la otra en contra de los indígenas bolivianos, la clase obrera y los intelectuales de izquierda.

Vivió en Santiago hasta 1937, año en el que se mudó a Buenos Aires y trabajó en La Nación. Desde 1942 hasta 1946 trabajó en la embajada boliviana de Argentina, durante su estancia en el país tanto su pensamiento político como literario cambiaron radicalmente, tanto así, que muchos de sus cuentos publicados en Buenos Aires tratan sobre cotidianeidades de la clase alta boliviana. En este periodo también conoció a prominentes intelectuales e importantes escritores contemporáneos entre los cuales se pueden mencionar a Ramón Gómez de la Serna, Eduardo Mallea, Pedro Enríquez Hureña y Alfredo Cahn.

La vuelta a Boliviaeditar

En 1946 Cerruto vuelve a Bolivia aún trabajando con la diplomacia boliviana. Se casó con Marina Luna de Orozco en 1950. De 1952 a 1957 Cerruto dirige el periódico El Diario de La Paz. Es en estos años que Cerruto se dedica más a escribir cuentos, a pesar de seguir escribiendo poesía. Publica Cifra de las rosas y siete cantares en 1957, dedicado a su recién nacida hija, Madelein. Cerco de penumbras y Patria de sal cautiva son publicados en 1958.

La nueva visión de la realidad está muy vinculada a su entendimiento del lenguaje. Cerruto, en su poesía, explícitamente manifiesta que el lenguaje no es una simple herramienta de representación, sino más importante aún, es una herramienta de investigación de la realidad. Quizá es esta la mejor explicación a su obsesión de perfeccionar el lenguaje, ya lo había dicho antes, cuando decía que su escritura era una constante lucha por la palabra no intercambiable. Es por esto que su poesía se considera parte de la literatura boliviana clásica.

Últimos añoseditar

Diecisiete años pasaron hasta que Cerruto publicó su segundo libro importante de la poesía, Estrella segregada (Estranged estrella), publicado en Buenos Aires en 1975. Durante estos años, Cerruto convirtió en un escritor reconocido a nivel nacional como a nivel internacional. En 1960 viajó a Washington para hacer una grabación de su poesía. En 1963, el gobierno italiano le otorgó una distinción cultural, en 1969, el gobierno boliviano le entregó la Medalla al Mérito (Medalla al Mérito) por su contribución a la cultura boliviana y en 1972, el gobierno venezolano le otorgó la Medalla Andrés Bello de Cultura. Todos estos años que siguieron trabajando como diplomático boliviano o en los periódicos bolivianos. Ocupó importantes cargos en el Servicio de Relaciones Exteriores de Bolivia. De 1966 a 1968 fue nombrado Embajador de Bolivia en Uruguay. De 1958 a 1961 se desempeñó como director del diario Ultima Hora (Ultima Hora) en La Paz.

La publicación de Estrella segregada es un hito en su producción poética. La mayoría de la recepción crítica de su trabajo se ha dedicado a este libro (Antezana 1986, Wiethüchter). Esto no es sorprendente, dado el texto cuidadosamente elaborado, así como el pleno desarrollo de su visión de la realidad boliviana. El título del libro se refiere al Illimani, la montaña andina que guarda la ciudad de La Paz. Para Cerruto la montaña es un dios caído, un tema separado de su comunidad. Como en la Patria de sal cautiva , él ve la pérdida de importancia social y comunitaria como grabado en el paisaje de la ciudad, valle, las calles, las colinas, el pueblo. Él describe esta falta de sentido social como la degradación de los valores morales y las creencias originadas por el predominio del poder político corrupto en la vida de la ciudad. Incluso el lenguaje parece estar contaminada por la condición enferma de lo social: la falta de certeza y verdad. Cerruto dice en "El pozo verbal" (The Well Verbal).

Vale la pena señalar que a medida que avanzaba en su carrera diplomática y literaria, se volvió más resentido por la sociedad boliviana. Sin embargo, no hay criticas directas respecto al sistema en el que trabajaba, ni del sistema literario establecido de la que fue una figura consagrada. En 1973, se convirtió en miembro de la Academia Boliviana de la Lengua, la institución literaria y lingüística más tradicional de la lengua española en el país. De 1968 a 1976, se despidió de su carrera diplomática, y dedicó su tiempo a la lectura y la escritura. Es durante estos años que escribió Estrella segregada y Diccionario de la transparencia .

En 1976 retomó su trabajo en el Servicio Exterior y fundó la Academia de Diplomacia de la Secretaría de Relaciones Exteriores, institución que dirigió hasta 1980. El adjetivo de clásico que se ha aplicado a su escritura también se puede aplicar a su vida. Vivía rodeado de políticos, diplomáticos y escritores tradicionales. Ha participado en salones literarios privados y se vistió formalmente la mayor parte del tiempo. Era un verdadero letrado (hombre de letras), el nombre dado a los intelectuales latinoamericanos que, desde el período colonial, están al servicio del Estado. Bien puede ser considerado como el último letrado de la sociedad boliviana en el siglo XX. En los círculos que frecuentaba, era considerado el más importante escritor de Bolivia. Parece que ha logrado una posición de éxito y felicidad. Sin embargo, la acritud de su poesía hace que el lector se pregunte las razones de su soledad.

Después de publicar Reverso de la transparencia Cerruto no escribió más poesía. El último poema de este libro es un diálogo con la muerte, y parece que el poeta sintió que no tenía nada más que decir. Seis años más tarde se enfermó, y mientras era operado, murió el 10 de abril de 1981. Su muerte a la edad de 69 se consideró una gran pérdida para la literatura boliviana. Una amplia variedad de homenajes, privados y públicos han seguido su muerte a través de los años. No hay duda de que su poesía es una obra literaria importante en Bolivia, así como en la literatura latinoamericana. Muchos de sus puntos de vista sobre Bolivia siguen siendo la mejor descripción de una sociedad que lucha con sus propios defectos e insuficiencias. Y ningún poeta en Bolivia ha expresado tan absolutamente la soledad que viene de ser un poeta y una conciencia iluminada en tiempos de degradación ética.

Obraeditar

Narrativaeditar

  • "Un cuento", "Relato sintético de un amor descolorido". La Razón (1927)
  • Aluvión de fuego (Santiago, 1935), novela.
  • "La evasión", "El baile", "El tesoro", "El testamento desaparecido", "La muerte del seño Müller". Mundo Argentino (1937-1939)
  • "Salita chiche, se alquila", "La maquinita de hacer helados". Patoruzú (1940)
  • "El rescate de la felicidad", "Magia del kollao", "Profundidades del Altiplano"
  • "El alimento profético". Todo: el mundo a través del pensamiento (Buenos Aires, 1947)
  • "La estrella de agua", "Navidad en la tierra". La Razón (1949-1950)
  • Cerco de penumbras (La Paz, 1958), cuentos.
  • "Conversaciones con Borges". Presencia literaria (1979)
  • La muerte mágica (La Paz, 1988), póstumo.
  • De las profundas barrancas suben los sueños Ultima Hora, (La Paz, 1996)

Poesíaeditar

Ensayos y Estudioseditar

  • Enciclopedia gramatical del idioma castellano (Buenos Aires, 1942)
  • "Semántica de la novela". Presencia literaria (1964)
  • "Avatares del personaje" Presencia literaria (1964)

Referenciaseditar

  1. Óscar Cerruto: biografía y foto
  2. Cerruto, Óscar (2002), La muerte mágica y otros relatos (pról. de Leonardo García Pabón), Plural editores 

Véase tambiéneditar

Enlaces externoseditar








Creative Commons License