Teatro (arquitectura)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un teatro en arquitectura, es el edificio y la sala donde se representan espectáculos teatrales.

Si bien no siempre se requiere un edificio para el teatro dramático -como sucede en el teatro callejero- la arquitectura para estas funciones sirve para organizar los espacios de actuación y audiencia así también como para proveer comodidades para el equipo técnico, los intérpretes y el público.

Clásico teatro a la italiana. Ópera Garnier, París, Francia.

Espacios teatraleseditar

Espacio escénicoeditar

Caja escénica del Staatstheater de Darmstadt, Alemania.
Entre bambalinas: lateral del escenario del Teatro de Bielefeld, Alemania.

La parte destinada a la representación se llama escena, escenario o espacio escénico.

En un teatro a la italiana, el escenario se sitúa frente a los espectadores, en un plano elevado. Es la disposición tradicional de la mayoría de las salas de teatro occidentales, heredada del siglo XVIII. Consta del escenario propiamente dicho, delimitado hacia los espectadores por un marco llamado arco de proscenio, o boca del escenario; lo cierra el telón de boca, el principal telón tradicionalmente realizado en un tejido pesado y con brillo como el terciopelo. Por delante del telón, el escenario dispone de una avanzadilla llamada «corbata» y a veces proscenio. El teatro puede tener un foso entre el proscenio y la primera fila de espectadores, en el que se sitúa la orquesta. A ambos lados de un escenario a la italiana, la escena es prolongada por unos espacios llamados "hombros", que permanecen ocultos a la vista de los espectadores gracias a las bambalinas. Por ahí los actores entran en escena y se tienen preparados los elementos del decorado que se utilizan en la función teatral.

El escenario propiamente dicho es el suelo de la caja escénica, un espacio de mucha altura que alberga las varas, unos perfiles metálicos que soportan los elementos de iluminación y de decorado que pueden bajar y subir, y los motores que las accionan. Las varas a su vez cuelgan del peine, una parilla metálica que cierra por arriba la caja escénica. La caja escénica puede llegar a tener hasta casi 40 metros de altura. Por debajo del escenario, existe como mínimo un espacio, llamado también foso, donde se almacenan los elementos de decorado que se suben al escenario a través de unas trampillas llamadas escotillones. Debajo del escenario de los grandes teatros modernos, pueden existir varias plantas destinadas a diversos servicios técnicos.

A lo largo del siglo XX la renovación del arte teatral ha conllevado un replanteamiento del espacio escénico para adecuarlo a las nuevas técnicas interpretativas y para acercar actores y público facilitando la interacción. Alejándose de la concepción clásica del "escenario de proscenio", los diseñadores prefieren hablar entonces de "espacio escénico", un término más flexible y abierto. La disposición "en arena" sitúa la escena en el centro de la sala, en un plano bajo rodeado por los espectadores sentados en gradas para mayor visibilidad. Puede adoptar varias formas, circular como en un circo, rectangular o cuadrado. Otras disposiciones utilizadas con bastante frecuencia son la disposición "en corbata", en la que los espectadores ocupan tres lados del espacio escénico, manteniendo libre un lateral para acceso de los actores, y la disposición en pasillo, en la que los espectadores se sitúan a ambos lados de un amplío pasillo central por cuyos extremos entran y salen los actores. Si bien estas disposiciones permiten multiplicar los ángulos de visión del espectáculo, condicionan y limitan la escenografía al no disponer de caja escénica donde ocultar la maquinaria escénica.

Sala de ensayoeditar

Sala de ensayo del Teatro de Bielefeld, Alemania.

Si el tamaño del edificio lo permite, la fase de ensayos de los espectáculos se desarrolla en una sala al uso situada dentro del mismo teatro. Es una amplía sala diáfana en la que se puede instalar una estructura simplificada (pre-escenografía) que simula la escenografía definitiva que será implantada en el escenario del teatro.

Camerinoseditar

Son los cuartos privados de los actores, donde se visten y se preparan antes de entrar en escena. Los hay individuales, para 2, 3 o 4 personas y colectivos, según se destinen a actores protagonistas, de reparto o pequeños papeles. En los pequeños teatros, los actores se peinan y se maquillan en los camerinos, mientras que los teatros de más envergadura disponen de salas equipadas donde les atiende el personal técnico del teatro, a saber los maquilladores y los peluqueros.

Talleres y secciones técnicaseditar

Las secciones técnicas de los grandes teatros -maquinaria, electricidad, audiovisuales, sónido, utilería, sastrería, maquillaje y peluquería- tienen salas donde desarrollar su oficio y almacenar sus herramientas y su material. Cuando los decorados, el atrezzo y el vestuario se fabrican dentro del mismo teatro, estas secciones disponen de talleres perfectamente equipados y suficientemente insonorizados para que los ruidos no alcancen otras zonas del teatro.

Oficinaseditar

Un teatro necesita tener oficinas para los diversos departamentos encargados de su gestión. Estos departamentos son básicamente de administración y gerencia, comunicación y marketing, taquilla y sala, producción, coordinación técnica y dirección artística. Pueden existir también departamentos encargados de actividades dirigidas a la formación de actores y personal teatral, o de actividades pedagógicas y culturales orientadas al público.

Espacios destinados al públicoeditar

Salaeditar

Teatro contemporáneo a la italiana. Teatro de Bielefeld, Alemania.

En la disposición tradicional a la italiana, la sala frente al escenario suele tener una forma de herradura, en los teatros más antiguos. La parte baja, la más amplía, es la platea o patio de butacas, donde los sillones o butacas se reparten en filas separadas por un pasillo central y enmarcadas por dos pasillos laterales. En los teatros más antiguos, el piso del patio de butacas es plano y ligeramente inclinado para preservar un mínimo de visibilidad. En los teatros contemporáneos, el patio de butacas suele estar constituido por un anfiteatro en gradas que permite una buena visibilidad del escenario desde las filas más alejadas.

Para mayor aprovechamiento del espacio disponible en altura, la sala se estructura en varias plantas. Sobre el patio de butacas pueden existir una o dos amplías plantas voladas y retranqueadas. Los paramentos centrales y laterales se dedican a los palcos o a galerías abalconadas que se reparten en varias plantas. Tradicionalmente, la parte más alta del teatro se denomina gallinero; es la de menor visibilidad y la más económica.

De mayor a menor precio de la entrada, el teatro se estructura en platea (planta baja), palcos (situados en la entreplanta) y anfiteatro (situados en las plantas superiores)1 .

Foyereditar

Foyer del teatro de Třebíč, República Checa. Al fondo, el acceso al ambigú.

Es un espacio situado a proximidad de la sala del teatro, destinado al descanso y lugar de encuentro para el público. En muchos teatros, sobre todo los más pequeños, puede ser el vestíbulo de acceso a la sala o el ambigú. En teatros de grandes dimensiones, puede consistir en un cómodo pasillo que rodea la sala de espectáculos. Dependiendo del tamaño del teatro, este puede disponer de varios foyers o de ninguno. A veces el ambigú hace las veces de foyer.

Es a menudo un espacio acogedor, provisto de áreas para tertulias, y tradicionalmente ricamente decorado, a menudo con bustos y retratos de pesonalidades del mundo de las artes. Es la zona de esparcimiento del público durante los descansos y puede ser utilizado para otras actividades del teatro, como cócteles tras un estreno, exposiciones, charlas, encuentros con los actores y representaciones de pequeño formato

Ambigúeditar

Muchos teatros disponen de una cafetería o de un restaurante para el público, llamado ambigú. Otros sólo disponen de una pequeña barra o zona donde se ofrecen refrigerios, situada generalmente en el foyer o en el vestíbulo.

Otros de atención al públicoeditar

La mayoría de los teatros ofrecen un servicio de guardarropa al público, para dejar abrigos en invierno, paraguas, bolsos u objetos voluminosos. Puede constar de uno o varios cuartos pequeños, con un mostrador donde el personal del teatro atiende a los espectadores.

La venta directa de entradas se efectúa en la taquilla del teatro, un cuarto diminuto en el que los taquilleros se comunican con el público por una ventanilla que da directamente a la calle o dentro de un vestíbulo de entrada. Los grandes teatros disponen de varias taquillas.

Véase tambiéneditar

Referenciaseditar

Enlaces externoseditar








Creative Commons License