Yoga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Hinduismo

Aum

Niaiá • Vaisesika
Sankhia • Yoga
Mimansá • Vedanta
Agama • Tantra • Sutra
Stotra • Aduaita

Rig • Iáyur
Sama • Átharva

Aitareia-upanishad • Brijad-araniaka
Chandoguia • Gopalá-tapani
Isha • Kali-santarana
Katha • Kena
Mandukia  • Mukhia
Muktika  • Yoga-tattua

Épica

Majábharata • Ramaiana

Otras escrituras

Smriti • Sruti
Bhagavad-guitá • Purana
Sutras • Pancha-ratra
Divia-prabandha • Dharma-sastra

El yoga (del sánscrito ioga) se refiere a una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo.

Según sus practicantes, el yoga otorga como resultado:

Etimología de la palabra «yoga»editar

La palabra española «yoga» proviene del sánscrito ioga, que a su vez procede del verbo iush (yuj en AITS): ‘colocar el yugo [a dos bueyes, para unirlos], concentrar la mente, absorberse en meditación, recordar, unir, conectar, otorgar, etc.’. El verbo iush es la misma raíz indoeuropea de los términos castellanos «yugo» y «conyugal».

Historiaeditar

Debido a que los textos sánscritos carecen de cronología, se desconoce exactamente cuándo los habitantes del subcontinente índico comenzaron a realizar este tipo de meditación con posturas físicas.

El arqueólogo británico sir John Marshall descubrió en Mohenjo-Daro (Pakistán) un sello con figuras, datable hacia el siglo XVII a. C., de la cultura del valle del Indo. En 1931 publicó su interpretación,2 imaginando una supuesta criatura antropomorfa con cuernos, en una posición sentada con las piernas cruzadas. Marshall elaboró tres hipótesis, que no están todavía confirmadas:3

  1. el ser sentado sería el dios Shivá; por eso Marshall bautizó al sello «Paśupati» (‘señor de las bestias’, otro nombre del dios hinduista Shivá);
  2. el ser estaría practicando una postura de yoga;
  3. por lo tanto el yoga tendría por lo menos 35 siglos de antigüedad.

Algunos otros escritores occidentales ―entre ellos el historiador de las religiones Mircea Eliade (1907-1986), y G. Feurstein―4 creyeron que esa proposición era suficiente prueba de que en la cultura del Indo se conocía el yoga.

En cambio, los hinduistas sostienen que el yoga es eterno (anādi: ‘sin comienzo’) y siempre existió.

En el hinduismo, se la cuenta como una de sus seis doctrinas ortodoxas.cita requerida

Estas doctrinas (y sus respectivos fundadores o principales referentes históricos) son:

Tipos de yogaeditar

Un sadhú (asceta hinduista) según una litografía del libro Illustrations de les hindous. París: F. B. Solvyns et H. Nicolle. Hacia el año 1812.

Relación entre los tipos de yogaeditar

Los seguidores de las distintas doctrinas de la India sostienen que los diversos caminos no llevan al mismo fin. Generalmente el seguidor de un tipo de yoga cree que el único yoga (método de unión o acercamiento a Dios) es el propio, y desprecia a los practicantes de otros tipos de yoga.

  • Los gñanis (a veces llamados gñana-ioguis) quieren fundirse en la existencia del Absoluto (como una gota en el mar). Para el gñani, la meta del bhakta, de estar «con» Dios significaría que el alma todavía está cubierta por el velo de maia, que le hace creerse diferente de Dios.
  • Para los bhaktas (a veces llamados bhakti-ioguis) la meta del gñani es naraka (el infierno), porque los bhaktas quieren tener una relación personal con Dios (dos personas distintas: el alma y Dios).

Los tipos de yoga que se consideran fundamentales son:cita requerida

Las denominaciones bhakti yoga y hatha yoga no corresponden a ramas o caminos fundamentales del yoga clásico. El hatha yoga es una parte del rāja yoga.

Raja yogaeditar

El raja yoga (lit. ‘yoga regio’ o ‘el rey entre los yogas’ donde rashá: ‘rey’) se suele identificar con el astanga yoga descrito por Patañjali.

Ocho etapaseditar

El texto sánscrito Yoga-sutra (‘aforismos de yoga’) de Patanyali (probablemente del siglo III a. C.) prescribe la adhesión a ocho preceptos que constituyen lo que se denomina ashta-anga yoga, el ‘yoga de los ocho miembros’ (siendo ashta: ‘ocho’, y anga: ‘miembro’). En este texto, Patañyali recopiló y sistematizó los conocimientos acerca de estas técnicas.

Estos «ocho miembros» son:

  1. iama (‘prohibiciones’):
    1. ajimsá (‘no violencia’, sensibilidad hacia otros seres).
    2. satia (‘veracidad’, no mentir).
    3. asteia (‘no robar’).
    4. brahmacharia (‘conducta brahmánica’, aunque en la práctica significaba celibato y estudio de los Vedás)
    5. aparigraja (‘no apegarse’ al hogar, etc.).
  2. niiama (‘preceptos’):
    1. shaucha (‘limpieza’ física y mental)
    2. santosha (‘completa satisfacción’).
    3. tapas (disciplina, ‘consumirse por el calor’).
    4. suadhiaia (‘recitar [los Vedás en voz baja,] para sí mismo’).
    5. íshuara pranidhana (‘ofrecerse al Controlador [Dios]’)
  3. ásana (‘postura’): la columna vertebral debe mantenerse erecta y el cuerpo estable en una postura cómoda para la meditación. El hatha yoga se enfoca en este miembro.
  4. pranaiama (‘control de la respiración’; prana: energía mística presente en el aire respirado; y yama: ‘control’)
  5. pratiajara (‘poco comer’, control de los sentidos; prati: ‘poco’; ahara: ‘comer; implica el retraimiento de los sentidos de los objetos externos).
  6. dharana (‘sostenimiento’; dhara: ‘sostener’; implica la concentración de la mente en un pensamiento).
  7. dhiana (‘meditación’).
  8. samadhi (‘completa absorción’).

Gñana yogaeditar

Un grupo de personas practicando vriksa-ásana (‘postura del árbol’).

El gñana (‘conocimiento’) se aplica tanto en contextos sagrados como laicos. Vinculado con el término «yoga», se puede referir al aprendizaje o conocimiento conceptual, y a la más elevada sabiduría, visión intuitiva o gnosis, es decir, a una especie de conocimiento liberador o intuición. Ocasionalmente, el gñana se equipara incluso con la Realidad última.

Karma yogaeditar

El karma yoga, ‘yoga de la acción’ o, más bien, ‘yoga del servicio’, es la dedicación completa de las actividades, las palabras y la mente a Dios. El karma yoga no es la actividad dedicada al bien. Según el hinduismo, las buenas obras (el buen karma) no llevan a Dios, sino a una siguiente reencarnación en mejores condiciones de vida, mientras que las actividades pecaminosas (el mal karma) llevan a una reencarnación en peores condiciones de vida. El karma yoga no produce reacciones materiales, sino que libera al alma y le permite, en el momento de la muerte, volver con Dios.

Otras denominaciones asociadas al yogaeditar

Sarva-anga-ásana (‘postura de todos los miembros’, la postura de la vela, o postura inversa de hatha-yoga.

Las siguientes escuelas no deben identificarse como fundamentales en el yoga:

Hatha yogaeditar

El hatha yoga es el yoga más difundido en todo el mundo, y es conocido por sus ásanas (o posiciones corporales). Se trata de un sistema de posturas físicas cuyo propósito es lograr que el cuerpo esté apto para la meditación. Las ásanas generan serenidad física y mental; de tal forma que un yogui devoto pueda sentarse durante varias horas en una postura de meditación sin sufrir fatiga o inquietud. Una de sus āsanas principales es padmāsana (o ‘posición de loto’) y el «saludo al sol» (Suriá namaskar).

Actualmente el hatha yoga enfatiza la relajación.

Bhakti yogaeditar

El bhakti yoga es el yoga devocional. La diferencia con el karma yoga es muy sutil: aunque ambos tipos de practicantes dedican sus actividades al Absoluto, a los practicantes de la devoción (bhaktas) les interesa un conocimiento más esotérico de la naturaleza de Dios (en su personalidad como Krisná) y de sus actividades, provenientes de escrituras puránicas, especialmente del Bhágavata-purana (siglo XI d. C.).

El bhakti yoga fue popularizado en los años 1970 por el movimiento Hare Krishna.

Ashtanga viniasa yogaeditar

Una clase de yoga en Texas (Estados Unidos).

El ashtanga viniasa yoga es un sistema de yoga basado en el texto Yoga korunta. Sri T. Krishna Nama Acharia escribió que lo había aprendido (en forma oral) de su gurú Rama Mojan Brahmachari a principios del siglo XX. Luego Krishna Nama Acharia se lo enseñó a sus discípulos Indra Devi (1899-2002), B. K. S. Iyengar (1918-), Sri Pattabhi Jois (1915-2009) y a su hijo, T. K. V. Desikachar (1938-). Estos maestros lo difundieron en Occidente.

Esta escuela del yoga intenta incorporar las ocho ramas tradicionales del yoga (conocidas como ashtanga-yoga) según lo expuesto por Patanyali en sus Yoga-sutras. Enfatiza el viniasa (movimiento sincronizado con la respiración) mediante un método progresivo de series de posturas con una respiración específica (uyáii pranaiama).

Según sus adeptos, esta práctica produce calor interno y abundante sudoración. Este calor purifica los músculos y los órganos, elimina toxinas y permite que el cuerpo se reconstituya. Este método requiere mucha elasticidad y fuerza muscular, y está recomendado para quienes deseen bajar de peso y aumentar su fuerza y elasticidad.

Kriyá yogaeditar

Lajiri Majashaia sentado en posición de loto. Fotografía tomada del libro Autobiografía de un yogui, de Paramahamsa Yogananda.

Según el Bhágavata-purana (4.13.3), el Yoga-sūtra (2.1) y el Kriyā yoga sāra (una sección del Padma-purana), el kriiá-yoga es la forma práctica del yoga, un tipo de devoción activa: unión con la divinidad mediante la debida práctica de los deberes cotidianos.

El kriyá yoga fue popularizado en Occidente por Paramahansa Yogananda en su libro Autobiografía de un yogui. Según este autor, el yoga kriiá acelera la evolución espiritual y genera un profundo estado de la tranquilidad. Las técnicas del kriyá yoga fueron popularizadas por el yogui Lajiri Majashaia. Se trataría de una forma mística del pranaiama, o sea, el control de la energía respiratoria.

La palabra sánscrita kriiá significa:

  • acción, realización, ocupación, negocio, trabajo, labor (según el Katiaiana-shrauta-sutra y las Leyes de Manú).
  • acción física, ejercitamiento de los miembros (según lexicógrafos como Amarasimja y Jemachandra).
  • investigación judicial (por medios humanos, como testigos, documentos, etc) o por medios sobrehumanos
  • expiación de una culpa
  • acción (como la idea general que se puede expresar con un verbo).
  • verbo. Según los gramáticos hay dos tipos de verbos: sakarma-kriiá (‘activos’) y akarma-kriiá (‘intransitivos’).
  • sacrificio, rito religioso
  • acción religiosa, hija de Kardama y esposa de Dharma

En cambio, según Yogananda la palabra kriiá significa ‘limpieza’ (ya sea ésta física o mental), aquella que ayuda a eliminar las kleshas (impurezas) que plagan las acciones de sus seguidores.

Según las doctrinas del yoga, los kleshas son:

  • avidiá: ignorancia
  • asmitá: egoísmo
  • raga: deseo
  • duesha: odio
  • abhinivesha: tenacidad por la existencia mundana.

Mediante la respiración calmada del kriyā yoga los latidos del corazón se aquietan. Como resultado, la energía vital se desconecta de los cinco sentidos y la mente adquiere entonces el estado consciente de pratiajara, o sea, el retraimiento de los sentidos de los objetos externos (siendo prati: ‘poco’ y ajara: ‘comer’).

Kundaliní yogaeditar

Yogui en posición de loto practicando respiración pranaiama.

Fue introducido en Occidente en los años setenta por Yogui Bhajan. El kundaliní yoga incluye ásanas (posturas), pranaiama (control de la respiración), canto de mantras, mudrás (gestos rituales) y kriyās (ejercicios).6

Las posturas son sencillas y, en ocasiones, acompañadas de una respiración dinámica, conocida como «respiración de fuego». Requiere poca exigencia física y la práctica genera tranquilidad mental y vitalidad.

El kundaliní yoga enfatiza:

  • La coordinaciónentre el movimiento y la respiración.
  • La lentitud del movimiento.
  • La concentración mental en el movimiento.
  • La respiración profunda durante la práctica.
  • La inmovilidad total en la postura mantenida.
  • La relajación durante y después de cada ejercicio.

Escuelas modernaseditar

Otros tipos de yoga creados en la segunda mitad del siglo XX (presentados en orden alfabético):

  • Mimansa yoga.
  • Natha yoga (‘yoga del baile’, yoga terapéutico, sistema que integra varios métodos de yoga, apuntando a la educación).
  • Purna yoga (‘yoga completo’, síntesis moderna de varios métodos de yoga).
  • Sajayá yoga es un yoga creado en 1970 por Sri Mátayi, cuyo objetivo es el desarrollo integral del ser humano o, lo que es lo mismo, conseguir la consciencia plena del verdadero ser espiritual. Para llegar a este objetivo es necesario despertar una energía que reside en nuestro hueso sacro, conocida por los hinduistas con el nombre de Kundalini. Con el método propuesto por el sajaya-yoga, este despertar ocurre de una manera espontánea y natural, sin forzar nada en ningún momento.
  • Sarva yoga (‘yoga de todo’, integración moderna del haṭha yoga y el bhakti yoga).
  • Swásthya yôga es el nombre de la escuela fundada por el maestro brasileño DeRose en el siglo XX. Según el autor, el suasthia-yoga es la codificación y sistematización de un tipo de yoga estrictamente práctico, preclásico, pre-védico y pre-ario, de linaje tantra-samkhia (por lo tanto matriarcal, sensorial, desrepresor, naturalista y técnico). Su nombre erudito sería dakshina-achara-tántrika-niríshwara-samkhia-yoga (yoga ateo tántrico). Según sus seguidores, el suasthia yoga es la sistematización del yoga original y más antiguo. Consideran que el yoga clásico (de Patanyali) es una forma posterior.7

El tantra no se considera un tipo de yoga cita requerida (a pesar de que algunos lo llaman tantra yoga), sino que es otra doctrina hinduista.

Doctrinas del yogaeditar

Los textos que establecen las bases del yoga son la Bhagavad-guitá, los Yoga-sūtras (de Patanyali), el Gueranda-samjitá, el Yoga-darshana-upanishad y el Jatha-ioga-pradípika.

Según las doctrinas hinduistas en las que se asienta el yoga, el ser humano es un alma (yivatman) encerrada en un cuerpo (rupa). El cuerpo tiene varias partes: el cuerpo físico (deja o sharira), la mente (mana), la inteligencia (gña) y el ego falso (ajankara).

Para llevar una vida plena, es preciso satisfacer tres necesidades: la necesidad física (salud y actividad), la necesidad psicológica (conocimiento y poder) y la necesidad espiritual (felicidad y paz). Cuando las tres se hallan presentes, hay armonía. El yoga es una sabiduría práctica que abarca cada aspecto del ser de una persona. Enseña al individuo a evolucionar mediante el desarrollo de la autodisciplina. El yoga también está definido como la restricción de las emociones, que son vistas como meras fluctuaciones (vṛitti) de la mente. Los seguidores del hinduismo distinguen entre el alma (impasible, sin emociones) y la mente (siempre fluctuante y llena de ansiedades).

Según algunos, el yoga ofrece los medios para comprender el funcionamiento de la mente, o incluso sería el arte de estudiar el comportamiento de la mente. Pero otros opinan que el yoga no estudia nada, no se trata de un esfuerzo intelectual sino de una experiencia mística, que entre otras cosas ayuda a serenar los incesantes movimientos de la mente, conduciendo a un imperturbable estado de silencio mental. Los vaisnavas (adoradores de Visnú) niegan este concepto, y dicen que no se puede silenciar a la mente, sino que se la debe ocupar en actividades espirituales (ofrecidas a Dios), que al mismo tiempo satisfarían la ansiedad de la misma y la purificarían de los deseos materiales.

El yoga es, pues, el arte y la ciencia de la disciplina mental a través de la que se cultiva y madura la mente. No es una ciencia en el sentido occidental de la palabra. Los hinduistas utilizan el concepto de ciencia porque saben que en el más racionalista mundo occidental la ciencia está bien conceptuada.

El yoga busca llegar a la integración del alma (yiva-atman) individual con Dios (el Brahman) o con su deidad (avatar). Esa re-unión se llama samādhi, a través de la cual se accede a la liberación (moksha).

Textos fundamentales del yogaeditar

«Bhagavad guitá»editar

En el Bhagavad-guitá (‘el canto del Opulento’), el dios Krisná (también llamado Bhagaván) establece de manera extremadamente somera cuatro corrientes principales del yoga (presentadas en orden de importancia, según los estudiosos del Bhagavad-guitá):

  • El ashtanga-yoga (o ‘yoga de los ocho pasos’, con práctica de āsanas o posturas).
  • El gñana-yoga (o búsqueda intelectual del Absoluto, mediante el estudio de lógica y la meditación),
  • El karma-yoga (o yoga de la acción dedicada a Dios).
  • El bhakti (‘devoción’ dirigida hacia Krisná como persona).

«Yoga sutra», de Patanyalieditar

El pensador Patañjali representado como una deidad hinduista (encarnación de la serpiente Adi Shesha, otro aspecto de Sankarshana).

En el Yoga sutra, Patanyali define el yoga con el siguiente aforismo:

योग: चित्त-वृत्ति निरोध:
(yogah chitta-vritti-nirodhah)
- Yoga sūtra 1.2

siendo chitta: ‘consciencia’, vritti: ‘fluctuaciones, movimientos’ y nirodha: ‘restricción, supresión, control’.8 La traducción literal es, pues: ‘El yoga es la restricción de las fluctuaciones de la consciencia’.cita requerida

Hatha-ioga-pradípikāeditar

Yoguis famososeditar

Algunos estudiosos del yoga, durante el siglo XX, en Occidenteeditar

Mircea Eliade, historiador de las religiones, en un sello de Moldavia.

Véase tambiéneditar

AuraChakrasContorsionismoEntrenamiento autógenoÉxtasisIantraKundalinī yogaMándalaMantraMeditaciónMudrásNadisPaz interior o shantiPostura inversa de hatha-yogaPranaiamaSamadhiTantraYoga sutras de PatanyaliZazen

Referenciaseditar

  1. Ramiro Calle, e Isabel Morillo (2005). Aprende yoga. Curso básico de yoga en teoría y práctica. Nivel básico. Madrid: Librería Argentina. pp. 9. ISBN 84-89836-86-8. 
  2. Marshall, John H. (1931) (en inglés). Mohenjo-daro and the Indus Civilization. Londres: Arthur Probsthain. 
  3. Wendy Doniger, ed (1999) (en inglés). Merriam-Webster's Encyclopedia of World Religions. Springfield (Mass.): Merriam-Webster. ISBN 0-87779-044-2. 
  4. Según G. Feurstein (Libro de texto de yoga, pág. 53): «Pueden detectarse vestigios de una forma primitiva de yoga ya en la denominada civilización del Indo que floreció en los milenios segundo y tercero a. C.».
  5. Danilo Hernández: Claves del yoga (pág. 28), 1997.
  6. Danilo Hernández: Claves del yoga (pág. 32), 1997.
  7. «You will find in Yajnavalkya-Smriti that Hiranyagarbha (Supreme Lord of the universe) was the original teacher of Yoga. Patanjali Maharshi is only a complier or explainer of the Yogic principles and tenets taught and practised by Hiranyagarbha and others» (Swami Sivananda, Ten Upanishads, pág. 15).
  8. Iyengar: Yoga sūtras (pág. 94), 2003.

Bibliografíaeditar

Enlaces externoseditar








Creative Commons License